Iglesias y Domènech el pasado fin de semana en Barcelona.

Iglesias y Domènech el pasado fin de semana en Barcelona. Efe

España ELECCIONES CATALANAS

El 'plan Borgen' de Iglesias: Domènech 'president' o repetición de elecciones

Podemos y los 'comunes' aspiran el 21-D a "ser decisivos". Si no hay mayoría absoluta independentista, presentarán a su candidato para liderar la Generalitat y subrayarán que así se evitan otros comicios. 

Es una opción compleja, casi quimérica, pero posible. Al menos, así lo creen Pablo Iglesias y su equipo. El plan Borgen de Podemos y los comunes para después de 21-D consiste en proponer a su cabeza de lista, Xavi Domènech, como president de la Generalitat. Esta operación política para conquistar el poder en Cataluña solo sería posible, claro está, en caso de que, como dice la encuesta del CIS, el independentismo no sumase la mayoría absoluta en las urnas. 

Las elecciones que se celebran en Cataluña el 21 de diciembre son históricas. No solo porque hayan sido convocadas por el Gobierno tras aplicar el artículo 155 de la Constitución. También por sus posibles resultados. Aunque las encuestas por ahora dan para el separatismo un promedio de 68 escaños -la mayoría absoluta-, esa cifra puede variar y, de hecho, el barómetro del CIS apunta a que los independentistas no alcanzarán esos números.

La llave de la Generalitat

Igualmente parece casi imposible que los constitucionalistas (Ciudadanos, PSC y PP) puedan obtener una mayoría absoluta. Siempre y cuando se produzca ese escenario sin mayoría de cualquiera de los dos bloques, la llave de la Generalitat estará en manos de la alianza que conforman Podem y los comunes, alianza encabezada por Domènech y forjada por Iglesias y Ada Colau.   

El principal debate que existe a este respecto es a qué bloque o qué candidato apoyaría Catalunya En Comú Podem. Sin embargo, en lugar de apoyar a tal o cual formación para presidir la Generalitat, los comunes y Podem pretendan presidirla. Y esa es la opción que ya barajan Domènech, Iglesias, Colau y sus socios. 

"El candidato Borgen no es Iceta, es Domènech"

Quede como quede el Parlament, los posibles pactos para gobernar Cataluña son muchos. En los últimos días se está hablando del "candidato Borgen", en alusión a una serie de ficción danesa, llamada Borgen, en la que una aspirante se convierte en primera ministra pese a no ser la candidata más votada. La opción Borgen aparece como plausible para, en último término, evitar una repetición de elecciones

Hasta ahora se había hablado de Miguel Iceta, del PSC, como posible Borgen a la catalana, ya que podría ser el president con apoyos dispares. El propio candidato socialista alentó esta posibilidad al responder recientemente "¿No ha visto Borgen?" cuando alguien le preguntó cómo pretendía ser el president sin ser ni el primero ni el segundo más votado. 

Sin embargo, el pasado domingo, durante el acto de aprobación del programa de Catalunya En Comú Podem, el propio Iglesias lanzó una frase que casi pasó inadvertida. Pocos repararon en su sentido: "Iceta hablaba del candidato Borgen, y acertó, porque ese candidato es Xavi Domènech; él puede hacer que los distintos se sienten para dialogar y lleguen a acuerdos".

No una victoria, pero sí "ser decisivos"

Iglesias y los suyos saben muy bien que no van a ganar las elecciones en Cataluña. Siempre repiten que en las generales del 20-D y el 26-J fueron la opción más votada, sí, pero también saben que en esta comunidad autónoma no se vota igual en los comicios autonómicos y los nacionales. Todas las encuestas apuntan a que los comunes y Podem cosecharán un mal resultado, fruto de lo que ellos mismos llaman "polarización entre los bloques independentista y constitucionalista"

Fuentes de la coalición consultadas por EL ESPAÑOL abogan por esperar al resultado del 21-D porque aún confían en mejorar lo que dicen las encuestas. Pero, al mismo tiempo, admiten que la solución Domènech, ya sugerida por Iglesias, está sobre la mesa. Sería una propuesta de última hora para presentarse como quienes desatascan la situación y evitan que vuelva a haber elecciones.

Con la mirada puesta en PSC y ERC

Teniendo en cuenta que esta coalición ya ha dejado claro que nunca pactará ni con PP ni con Ciudadanos ni con el PDeCAT, la opción más probable es un acuerdo -de gobierno o de investidura- con PSC y ERC. No es sencillo, de hecho es muy complejo, "pero es probable", afirman las citadas fuentes. 

No por casualidad, Iglesias no deja de recordar cuando puede que en su día ya propuso a Domènech como presidente del Congreso para desatascar el bloqueo en la Cámara. En la apertura de la campaña, el propio Domènech afirmaba que, gane quien gane las elecciones, su objetivo es "ser decisivos". O, dicho de otra manera, obtener un resultado que les permita elegir quién preside la Generalitat y hasta proponerse para ello. Un resultado que convierta una opción quimérica en posible.