El mercado de la Plaza Mayor es uno de los grandes atractivos durante la Navidad.

El mercado de la Plaza Mayor es uno de los grandes atractivos durante la Navidad. EFE

España

Los mejores mercadillos navideños de Madrid

La Navidad ha llegado a la capital madrileña, durante las fiestas las calles y las plazas se llenan de mercadillos llenos de tradición. Bajo estás líneas se describen algunos de los mejores lugares para recorrer las costumbres. 

Son parte esencial de la Navidad, la artesanía llena las plazas de la ciudad y deja en cada rincón de la urbe, escondites de luz y adornos. Las grandes avenidas se llenan de abrigos que buscan un recoveco donde cobijarse y ahí, en los mercadillos, es donde se esconde la marabunta madrileña durante los festejos navideños.

La capital es una de las ciudades con mayor número de ferias navideñas. Bajo estas líneas se presentan las mejores opciones para disfrutar de ellas en Madrid. 

Artesanía en Plaza de España

En el centro de la ciudad, entre los jardines y el monumento a Cervantes, se esconde el mercadillo artesanal navideño de Plaza España. Es una de las ferias más importantes a nivel nacional y una de las acciones más importantes para el fomento de la cultura artesanal.

Desde el 9 de diciembre hasta el 5 de enero se podrá disfrutar de la tradición en el centro de Madrid, cerrará el día de Navidad y el de Año Nuevo. Durante los días de celebración, la feria estará abierta de 11.00 a 21.00.

Plaza Mayor

La mítica plaza madrileña alberga 104 casetas navideñas para celebrar las fiestas de este año. El Mercado de la Plaza Mayor vuelve rodeada de luces, festividad y artesanía. Los tejados triangulares y teñidos de rojo rodean el centro histórico para recibir a los más aficionados a la Navidad.

En este mercado, abundan los regalos, figuras para el belén, musgo y adornos para el árbol. Es el mejor lugar para hacer las últimas compras y disfrutar de los días navideños. Ya en el siglo XVII el mercado navideño era un lugar donde adquirir alimentos, adornos y regalos. En el XIX se convierte en lo que es ahora, puestos donde comprar productos acordes con la época.

La feria de Santo Domingo

En el mismo sitio que ahora acoge la feria de Navidad hubo en el siglo XIII un convento de dominicos, en el siglo XIX fue famoso por su mercado de flores y en 1959 lo hicieron aparcamiento. Fue en 2006 cuando se convirtió en lo que es ahora.

Hasta el 10 de enero las casetas de Santo Domingo serán el lugar donde comprar objetos artesanales, de cuero, pulseras, collares y productos típicos.

Dulces en la plaza Isabel II

Frente al Teatro Real, una pequeña feria para comprar dulces, abundan los típicos navideños, pero también se pueden ver de otros tipos, dulces árabes, por ejemplo.

La plaza de Isabel II -o Plaza de Ópera- se llena de turrones y polvorones pero también hace un hueco para los gofres o la pastelería gallega. El mercado está abierto todos los días, de diez de la mañana a diez de la noche, doce horas para endulzar la Navidad.