Luis Bárcenas en el Congreso durante su comparecencia.

Luis Bárcenas en el Congreso durante su comparecencia.

España FINANCIACIÓN ILEGAL

El PP busca posponer sine die la declaración de Pedro J. en la comisión Bárcenas

El PSOE y Podemos se oponen al cambio que el grupo popular justifica porque se pretende "no interferir en la campaña del 21-D". 

El Partido Popular está maniobrando en el Congreso de los Diputados para posponer la comparecencia del director de EL ESPAÑOL, Pedro J. Ramírez, en la comisión que investiga la financiación ilegal del Partido Popular. La declaración del periodista, impulsada por Podemos, está prevista para el próximo 12 de diciembre.

Y el grupo parlamentario del PP ha transmitido a otras formaciones su intención de "posponer sine die" esta comparecencia con el argumento de que se produciría en la campaña de las elecciones autonómicas de Cataluña y podría influir en la misma.

PSOE, Podemos y Ciudadanos sumaron sus fuerzas para crear esta comisión de investigación frente a la oposición del partido gobernante. El primer compareciente en la misma fue el extesorero del PP Luis Bárcenas y está previsto que el último en pasar por ella sea el propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. En las dos últimas semanas varios agentes de Policía han pasado por el Congreso. Uno de ellos, el inspector jefe de la UDEF Manuel Morocho señaló en la comisión que está probado "indiciariamente" que Rajoy cobró sobresueldos. Algo que este mismo miércoles recordaban en en Parlamento tanto Pablo Iglesias como Gabriel Rufián.

Los miembros de esta comisión habían previsto en un principio que tanto el director y presidente de EL ESPAÑOL como el periodista de El País Óscar López Fonseca comparecieran el próximo 28 de noviembre. Precisamente en las últimas horas decidían, con acuerdo de los grupos, que ambos acudieran a sede parlamentaria el 12 de diciembre. Este cambio obedece a motivos de agenda.

La excusa: no interferir en el 21-D

Sin embargo, en el PP pretenden no solo volver a cambiar la fecha de las comparecencias de Ramírez y Fonseca, sino "aplazarlas sine die", en palabras de las fuentes consultadas por este diario. Desde uno de los grupos parlamentarios aseguran que los populares les han propuesto que los citados periodistas no declaren a mediados de diciembre para no interferir en la campaña electoral del 21-D.

Tradicionalmente, no hay plenos durante la segunda semana de las campañas electorales, pero sí siguen trabajando las diferentes comisiones. De hecho, el Congreso de los Diputados ha cambiado su agenda de diciembre. Estaba previsto que en el último mes del año se celebrasen dos plenos, en la segunda y la tercera semana de diciembre, pero finalmente sólo se celebrará el primero de los programados, que tendrá lugar entre los días 12 y 14 de diciembre. Es decir, habrá un pleno en los mismos días de las comparecencias.

Oposición de PSOE y Podemos

Fuentes del PSOE y de Podemos descartan apoyar este cambio que pretende el PP. Los socialistas tienen claro que no van respaldar la idea. Y desde el partido morado afirman que "no estamos de acuerdo con retrasar el trabajo parlamentario porque algunos partidos quieran hacer campaña"

En cambio, fuentes de Ciudadanos no han descartado apoyar la iniciativa del PP de aplazar las comparecencias previstas para la campaña electoral del 21-D. "Entendemos que en campaña es mejor que no haya convocatorias de comisiones de investigación para que no interfiera en la actividad propia de la campaña", dicen desde el partido naranja. "Nosotros ya nos hemos manifestado en contra de que hubiera actividad parlamentaria en general las dos semanas de campaña en Cataluña".

Ciudadanos ha dicho que es una cuestión del "momento" y no de los comparecientes. La formación de Rivera recuerda que apoyó las comparecencias tanto de Pedro J. Ramírez como de Óscar López Fonseca, y que si, finalmente se aplazan, lo lógico es que comparezcan en cuanto se reanude la comisión.

Como ya se ha dicho, esta comisión de investigación sobre la presunta financiación ilegal del PP, rebautizada por muchos como "comisión Bárcenas", fue creada frente a la opinión del PP y gracias al acuerdo de PSOE, Podemos y Ciudadanos. La respuesta del partido presidido por Rajoy fue utilizar su mayoría absoluta en el Senado para alumbrar otra comisión que investiga la financiación del resto de formaciones.