Uno de los tres con lo que opera Renfe.

Uno de los tres con lo que opera Renfe. Europa Press

España

Renfe cancela 274 trenes por la huelga convocada para el viernes 28 de julio

Los pasajeros afectados podrán anular o cambiar para otra fecha sus billetes sin ningún coste. Los servicios mínimos serán del 77% en los trenes AVE y de larga distancia, y del 65% en los de media distancia. 

Renfe ha cancelado un total de 274 trenes AVE y de Media y Larga Distancia debido a la huelga convocada por el sindicato CGT para este viernes 28 de julio, según la resolución de servicios mínimos aprobada por el Ministerio de Fomento y comunicada por la compañía ferroviaria estatal.

Durante la huelga circularán un total de 277 trenes AVE y de larga distancia, con lo que los servicios mínimos alcanzan al 77% de los convoyes. Por su parte, en los trenes de media distancia dichos servicios mínimos alcanzarán el 65%, lo que supone un total de 365 circulaciones. Para los trenes de cercanías estos servicios mínimos se han cifrado en un porcentaje de entre un máximo del 75% en horario punta y un máximo del 50% del servicio habitual en el resto del día. 

A los viajeros afectados por trenes suprimidos, Renfe les ofrecerá, siempre que sea posible, viajar en otro tren en el horario más aproximado al adquirido. Además, si no desean realizar viaje, también podrán anular o cambiar para otra fecha su billete sin ningún coste a través de los canales de venta de Renfe

Una huelga convocada por el sindicato CGT

CGT, el sindicato que ha promovido la huelga en Renfe y Adif, señalaba el pasado 18 de julio que habían tomado la decisión de convocar la protesta "una vez agotadas todas las vías de negociación, los plazos marcados por esta organización y la paciencia derivada de la buena voluntad negociadora".

La protesta de este sindicato -minoritario en ambas empresas, con una representación de un 12 % en Renfe y un 16 % en Adif- está dirigida contra "el desmantelamiento del ferrocarril público y la destrucción de empleo en el sector ferroviario".

En un comunicado, CGT ha exigido soluciones en materia de empleo y la calidad del mismo, compromisos que garanticen el servicio público del ferrocarril, frenar las continuas externalizaciones de las cargas de trabajo o plantear "salidas" dignas de las empresas, a través de mecanismos como la jubilación parcial con contrato de relevo.