El exministro del Interior Jorge Fernández Díaz, sobre cuyo mandato se cierne la investigación

El exministro del Interior Jorge Fernández Díaz, sobre cuyo mandato se cierne la investigación Efe

España OPERACIÓN CATALUÑA

El giro del PSOE permitirá que declaren en el Congreso los altos mandos de la Policía

La llegada de Sánchez desbloquea la declaración del exdirector adjunto operativo, Eugenio Pino, su jefe de gabinete, Fuentes Gago, y abre la puerta a la del comisario José Villarejo, por el uso partidista del Ministerio.

Los altos mandos de la Policía implicados en una presunta utilización política del Ministerio del Interior serán, con toda probabilidad, llamados a declarar en la comisión de investigación que el Congreso de los Diputados mantiene abierta a ese respecto. 

Un cambio de postura del PSOE, donde Pedro Sánchez ya toma las principales decisiones, hace que sean mayoría los grupos de la cámara que quieren que declaren el exdirector adjunto operativo de la Policía Eugenio Pino, y el jefe de Gabinete José Ángel Fuentes Gago. 

Ambos, altos responsables de la Policía durante el mandato de Jorge Fernández Díaz, podrían aclarar aspectos sobre el funcionamiento del cuerpo y su implicación en investigaciones a dirigentes nacionalistas catalanes, otros partidos políticos, como Podemos, o grabaciones ilegales como las llevadas a cabo en el despacho del propio ministro. 

El giro del PSOE, que hasta ahora se oponía, fue confirmado por el portavoz parlamentario de la formación, José Luis Ábalos, en declaraciones en los pasillos del Congreso.

Villarejo, en el aire

Es "conveniente" que declaren, ha explicado, sin aclarar si también deberá hacerlo José Villarejo, comisario jubilado con mucho peso en la cúpula policial. Podemos está a favor y consideró la posibilidad de que declaren "un gran noticia para la democracia", en palabras de su portavoz, Irene Montero.

Con el apoyo de ERC y PdeCat, que siempre han reclamado las comparecencias, la petición goza de la mayoría suficiente para ser cursada. Fuentes de Ciudadanos han asegurado que su grupo "no se opondrá a lo que decida la mayoría de grupos", aunque en este caso, su voto no sería determinante. Si son llamados a declarar, están obligados a hacerlo. 

Pino fue el jefe de la cúpula policial bajo su mando operó la denominada Unidad de Inteligencia sobre la que recaen sospechas de haber realizado maniobras en Cataluña para investigar casos de corrupción que afectasen a dirigentes nacionalistas.

Una de las personas de la máxima confianza era José Ángel Fuentes Gago, su jefe de gabinete, quien recibió a mitad de legislatura un destino como agregado de la Policía Nacional en La Haya. 

Fernández Díaz y De Alfonso

En la conversación que mantuvieron Fernández Díaz e Íñigo de Alfonso, exjefe de la oficina anticorrupción catalana, ambos citaron a los mandos policiales, pero hasta ahora no habían sido llamados a declarar. Así lo reconocieron al declarar ante la comisión, que este martes escucha el testimonio de Ignacio Cosidó, ex director general de la Policía. 

"De Alfonso y Fernández Díaz han señalado como personas clave para entender si ha habido o no un uso partidista", ha recordado Montero, que recordó que Pino fue el encargado de remitir el llamado informe PISA, sobre Pablo Iglesias, sin sellar, sin autoría y hecho a base de recortes de periódico para perjudicar a Podemos, según la portavoz. 

Podemos también quiere que comparezca Alfredo Pérez Rubalcaba, algo a lo que el PSOE no está dispuesto.