El ex número 2 de la Policía, Eugenio Pino, a su llegada a la Audiencia Nacional.

El ex número 2 de la Policía, Eugenio Pino, a su llegada a la Audiencia Nacional. EFE

España En Secretaría de Estado

Interior anuncia, tras 53 días buscando, que tiene un informe que “podría” ser el del Faisán

Aparece el mismo día que el juez citó a declarar a Eugenio Pino y Martín Blas, que ya no tendrán que comparecer.

Alejandro Requeijo Daniel Montero

El Ministerio del Interior cree haber encontrado el informe policial sobre el caso Faisán que lleva casi dos meses buscando. Concretamente desde que el pasado 9 de febrero el ex jefe de la Policía, Eugenio Pino, desvelase su existencia en una entrevista. Sus declaraciones motivaron que el juez de la Audiencia Nacional, José de la Mata, reclamase el documento a la Policía para conocer su contenido y en su caso reabrir la causa sobre el chivatazo a la red de extorsión de ETA en el bar Faisán de Irún en 2006.

Y 53 días después parece que ha sido localizado el informe, pero en el Ministerio ni siquiera están muy seguros del hallazgo. Por medio de un comunicado oficial, el Departamento que dirige Juan Ignacio Zoido informa de que han encontrado un documento cuyo contenido “podría” corresponder con el informe reclamado por el juez.

Estaba en la Secretaría de Estado. “Tras una revisión manual de documentos y legajos de esta Secretaría de Estado, ha aparecido un documento titulado ‘Informe de análisis operativo’, elaborado por la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional, cuyo contenido podría corresponder con el documento reclamado por el juez”, dice el comunicado de Interior, según el cual, la Audiencia Nacional ya ha sido informada del hallazgo.

Sin la palabra Faisán

Interior basa sus dudas en que en título del documento no figura la palabra “la palabra “Faisán”, ni el número de diligencias a las que el Juez hacía referencia”. Explica además que el informe no fue encontrado en una primera revisión informática de documentos de la Secretaría de Estado de Seguridad por lo que se ordenó que se realizara una revisión manual y detallada de los documentos y de su contenido”.

Añade el comunicado que en cada página contiene la leyenda “Copia” así como “Uso Exclusivo Policial”. Esta última indicación también aparecía en el informe sobre el 11M, otras de las causas ya juzgadas y con sentencia firme que también revisó la BARC. Interior también tardó varios días en dar con su paradero tras las revelaciones de Pino.

Interior comunicó al juez la localización del informe del Faisán este lunes, el mismo día que acudió a declarar al juzgado la comisaria que estaba al frente de la Brigada de Análisis y Revisión de Casos (BARC) que elaboró el trabajo a las órdenes de Pino. Ante el juez se limitó a corroborar ante el juez su versión que ya ofreció ante los actuales responsables del Ministerio: se hicieron tres copias del informe y fueron entregadas a sus entonces superiores, Pino y el ex jefe de la Unidad de Asuntos Internos Marcelino Martín Blas. Por su parte, la BARC eliminó cualquier rastro de sus averiguaciones de sus ordenadores.

El juez suspende las declaraciones

A su vez, las copias que salieron de la BARC llegaron hasta el ex director general de la Policía, Ignacio Cosidó; el ex secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez y ex ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, razón por la que el juez pidió que se buscase ahí al tiempo que solicitó hasta en dos ocasiones a la Policía que le remitiesen al Juzgado los once legajos de información a partir de donde se elaboró el documento.

El hallazgo del documento -el segundo de este tipo tras el informe del11M elaborado también por la misma brigada- se conoce apenas un día antes de que Fernández Díaz comparezca ante la Comisión de Interior del Congreso de los Diputados para rendir cuentas de las maniobras de un sector de la Policía bajo su gestión. Para mañana el juez había citado a declarar tanto a Pino como a Martín Blas para que diesen su versión sobre el paradero del informe, pero por el momento el juez ha suspendido sus declaraciones, según han informado a este periódico fuentes jurídicas.