Pedro Sánchez, en un acto en Jerez de la Frontera (Cádiz), este jueves por la tarde.

Pedro Sánchez, en un acto en Jerez de la Frontera (Cádiz), este jueves por la tarde. EFE

España PRIMARIAS DEL PSOE

El gran volumen de avales a Pedro Sánchez priva a Susana Díaz de su papel de clara favorita

Díaz arrolla en Andalucía, pero pierde en la Comunidad Valenciana y Asturias | Sánchez gana en más comunidades y le pisa los talones en el cómputo global, con un buen resultado en el norte de España. 

Según uno de sus colaboradores, este jueves Pedro Sánchez estaba "de subidón". "Hemos tenido mucha cautela hasta el final. Ni en nuestros mejores sueños esperábamos tantísimo apoyo", explica. El día comenzó con la clara expectativa de una victoria arrolladora de Susana Díaz en lo que muchos consideran la primera vuelta de las primarias: la presentación de avales. 

El equipo de Susana Díaz, comandado por el secretario general de Juventudes Socialistas, Nino Torre, acudió con una enorme sonrisa a presentar las últimas cajas con las firmas. Los susanitas se creían ganadores. Se necesitan 9.368 firmas, un 5% del censo total de militantes, pero Díaz había logrado alrededor de 63.000. Hacía historia al superar en 22.000 el último récord, el de Sánchez en 2014, cuando ambos eran aliados. Patxi López había renunciado a una competición en los avales, argumentando que lo importante es la fecha de la votación, el 21 de mayo, y llegó con 11.600. Lo justo y un poquito más.

.

. .

La sorpresa de Sánchez

Pero después saltaba la sorpresa. Sánchez presentó alrededor de 57.000. "Sin aparatos", recordaba Santos Cerdán, portavoz de unos militantes que no evitaron los aplausos y el corearon el "sí es sí", nuevo lema de campaña. "Nos daban por muertos, pero vamos a recuperar el PSOE", decía Adriana Lastra, coordinadora de campaña de Sánchez. 

La cara de los partidarios de Díaz palideció. Estaban en cabeza, pero con Sánchez pisándole los talones. Díaz ya no es la favorita para las estructuras del PSOE. Hay partido y las primarias no han quedado sentenciadas, como esperaba el equipo de la presidenta andaluza. La movilización no tiene precedentes y los días que quedan hasta el 21 de mayo, el día d del socialismo español, se prevén convulsos, polarizados y a cara de perro. 

Inmediatamente, el equipo de Díaz puso en duda los datos de Sánchez. Alguno de sus seguidores los consideraba directamente inventados y mentira. Si en 2014 el porcentaje de avales sobre el censo fue del 38%, en esta carrera supera el 70%. Los que creían controlado el aparato no daban crédito. Más tarde, el equipo de Sánchez reconoció que eran ellos los que dudaban de los datos de Díaz precisamente por el mismo motivo. Como ambos candidatos estaban tan seguros de sus datos, y eran abultadísimos, dudaban de los demás. 

Al filo de las 00:30, la Gestora anunció un acuerdo unánime de los tres aspirantes y los órganos de control del partido para continuar este viernes a las 9:30 la verificación, lenta y laboriosa. Ya nadie preveía algún vuelco que haga cambiar mucho la foto de esta primera vuelta. Sólo algunas fuentes susanistas confiaban aún en que pudieran invalidarse muchos miles de avales de Sánchez. 

Díaz: "Me tengo que entregar"

"Algunos se han sorprendido de los avales" y "se equivocaron aquellos que pensaban ganar el congreso antes de que los militantes votáramos", dijo Sánchez en un mitin en Jerez de la Frontera (Cádiz). 

"Lo tengo que dar todo y me tengo que entregar", reconocía Díaz en León, que agradecía la "confianza mayoritaria" de la militancia.  

La recogida de avales es habitualmente una indicación del resultado final, aunque las circunstancias de estas primarias son especiales por la altísima movilización y la abstención ante la investidura de Mariano Rajoy, que hace más imprevisibles que nunca las previsiones. Todo está abierto. 

Díaz arrolla en Andalucía

Díaz ha ganado en Andalucía, donde triplica con holgura los de Sánchez. Allí logra el 42% de todos sus avales. En total, se ha impuesto en siete federaciones: Andalucía, Aragón, Castilla-La Mancha, Extremadura (comunidades con presidente socialista y susanista), Madrid, Murcia y Ceuta

Por su parte, Sánchez ha ganado en más federaciones: 12 en total, entre ellas dos muy importantes. En la Comunidad Valenciana, segunda autonomía en número de militantes y donde el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, hace campaña por Díaz; y en Cataluña. Pero también en Asturias, tierra del presidente de la Gestora, Javier Fernández, también susanista; y en Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla y León, Galicia, La Rioja, Navarra, Euskadi y Melilla

Patxi López, el tercer candidato, no ha desglosado la procedencia de sus 11.600 avales, pero según Europa Press se ha impuesto a sus rivales en Euskadi, su comunidad, con 2.400, mil más que Sánchez. También se le presupone un buen resultado en Madrid, aunque no está claro si por encima de Díaz. El resultado declarado por la propia Díaz en Euskadi es insignificante. Tan solo ha recabado 96 avales. En Madrid su pujanza supera las expectativas. 

Sánchez se impone a Díaz en comunidades importantes del norte de España, como Cataluña, Euskadi y Galicia, las tres comunidades históricas, así como en Asturias, donde el presidente Javier Fernández quedaría muy desautorizado. También en la Comunidad Valenciana.