Soraya Sáenz de Santamaría, Luis de Guindos y Cristóbal Montoro tras un consejo de ministros.

Soraya Sáenz de Santamaría, Luis de Guindos y Cristóbal Montoro tras un consejo de ministros. EFE

España Marga García-Valdecasas

El Gobierno destituye a la jefa de la ONIF cuyo domicilio fue registrado por la Guardia Civil

Su marido está siendo investigado por un delito de blanqueo de capitales por el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata y por la Fiscalía Anticorrupción.

John Muller Carlota Guindal

El Gobierno hizo público en el Boletín Oficial de Estado del viernes 30 de diciembre el cese de la inspectora jefa de la Oficina Nacional de Investigación de Fraude (ONIF), Margarita García-Valdecasas, seis meses después de que su nombre haya sido salpicado por una investigación a su marido, Alejando Pérez-Calzada, por un presunto delito de blanqueo de capitales dirigida por el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata y la Fiscalía Anticorrupción y que provocó que a finales de junio su domicilio fuera registrado por agentes de la Guardia Civil.

Por su rango de directora general, la jefe de la lucha antifraude debe ser cesada por una resolución del presidente de la AEAT, José Enrique Ferrnández de Moya. En la disposición publicada en el BOE, éste le agradece "los servicios prestados". 

Según fuentes del Ministerio de Hacienda, este cese viene producido por la jubilación de García-Valdecasas. A pesar de que desde que el pasado 29 de junio la Guardia Civil irrumpiera en su domicilio en busca de documentación de su marido relacionada con cuentas en el HSBC de Ginebra, la inspectora jefa había sido respaldada por el Departamento de Montoro.

García-Valdecasas es la jefa de la unidad de Hacienda que investiga los grandes fraudes y que había analizado toda la documentación aportada por el exempleado del HSBC Hervé Falciani, investigación que ha acabado imputando a su marido.

Precisamente, EL ESPAÑOL publicaba esta semana que Joel David Alar, exbróker de su esposo será juzgado el próximo 9 de enero en la Audiencia Provincial de Madrid por fraude fiscal de 3 millones de euros y por lo que se enfrenta a cuatro años de cárcel. Fue a través del hilo de Alar como los investigadores llegaron a Pérez-Calzada, en una investigación que analiza si se pudo ayudar a clientes del HSBC a retornar dinero a España eludiendo al fisco. El marido de García-Valdecasas fue consejero delegado en España del banco suizo Mirabaud -entidad financiera de mercado de capitales y banca privada-, de cuya cúpula se desvinculó totalmente en 2013.

Silencio de Montoro

Después de que este diario adelantara el registro en el domicilio de García-Valdecasas, desde el departamento de Cristóbal Montoro no se quiso hacer ningún tipo de valoración sobre si la investigación a Pérez-Calzada podría afectar a la imparcialidad y a la labor de García-Valdecasas y se rechazó su destitución. Finalmente, la inspectora se marcha seis meses después por motivo de su jubilación. 

Tras aquel registro, la propia García-Valdecasas enviaba un correo electrónico a los trabajadores de su unidad para exculpar a su marido y señalar a Alar, un empresario estonio que compartió negocios con su cónyuge y que aparece en la 'lista Falciani'.

Pérez-Calzada llegó a Mirabaud después de que esta entidad suiza comprara la firma barcelonesa Venture Finanzas, una escisión de Fibanc, banco privado catalán fundado por él y por Carlos Tusquets. Cuando Fibanc fue vendido a los italianos de Mediolanum, Pérez Calzada fundó Venture, que posteriormente colocó la entidad a los suizos de Mirabaud. Venture estuvo participada por Pérez Calzada en el período comprendido entre 2005 y 2010.

Rato, el primer antecedente

García-Valdecasas ya tuvo una actuación sonada tras actuar contra el exvicepresidente del Gobierno, expresidente de Bankia y exdirector del Fondo Monetario Internacional (FMI), Rodrigo Rato. Fue ella en persona quien acudió a la Fiscalía Anticorrupción para solicitar la apertura de una investigación a Rato por su patrimonio personal. Sin embargo, el departamento que dirigía entonces Antonio Salinas rechazó su investigación al encontrarse en estado embrionario.

Así, la ONIF acudió a la Fiscalía de Madrid para que actuara contra el exnúmero 2 del Gobierno de José María Aznar, requiriendo una entrada y registro en su domicilio, y que ha provocado una investigación de todo su patrimonio en un Juzgado de Madrid.

Precisamente, en el marco de esta investigación, el titular del Juzgado de Instrucción número 31 de Madrid, Antonio Serrano-Arnal, citó a García Valdecasas como la responsable del informe que inició todas las pesquisas sobre Rato por cinco delitos fiscales, uno de alzamiento de bienes y otro de blanqueo de capitales. De aquella comparecencia se desprendió que ésta no había ratificado el informe y señaló a los dos autores del documento para que fueran citados a declarar para su ratificación.

Poco después de estos acontecimientos, el director de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez, defendía a García-Valdecasas, persona de su máxima confianza, en una entrevista a el diario El Mundo y aseguraba que “por supuesto” que Hacienda ratificaba el informe sobre el que fuera en su día considerado el artífice del “milagro económico” de España.