Bale e Isco celebran ante el Celta

Bale e Isco celebran ante el Celta EFE

Fútbol FICHAJES

La 'operación salida' se complica en el Real Madrid: de Isco a Bale

En el club blanco buscan hacer hueco para las incorporaciones y también vender o ceder a aquellos futbolistas con los que no cuenta Zidane.

Noticias relacionadas

Antes de entrar, dejen salir. El Real Madrid incorpora a sus filas de cara a la próxima temporada a Rodrygo -al que ficharon en 2018, pero que ha continuado jugando en el Santos hasta el momento de llegar al equipo blanco- y Militao, pero junto a ellos llegarán otros nombres como el de Eden Hazard. Pero antes de firmar a esos jugadores que den un salto de calidad a la plantilla y dar así un giro al proyecto para volver a luchar por todos los títulos, hay que hacer hueco. Sin embargo, algunas salidas pueden enquistarse.

Zinedine Zidane llegó al banquillo del conjunto blanco a mediados de marzo, después del batacazo en la Champions League -donde los merengues cayeron eliminados en octavos de final-, de la eliminación en la Copa del Rey a manos del Barcelona en semifinales o de quedarse sin opciones en La Liga tras perder El Clásico ante el eterno rival. Desde entonces el técnico francés ha ido haciendo un particular casting y son varios los que no han pasado el corte.

El primer nombre de esta lista es el de Gareth Bale. El extremo no quiere moverse del Santiago Bernabéu, pero ya sabe que Zidane no cuenta con él. Los mensajes abriendo la puerta de salida al internacional galés han sido muchos en las últimas semanas por parte del entrenador, quien ha dejado claro que en el día a día ha habido detalles que le han llevado a dejar de contar con Bale.

Bale y Zidane, en el Santiago Bernabéu

Bale y Zidane, en el Santiago Bernabéu EFE

"Día a día tengo que tomar decisiones. Cuando hay algo que no me gusta o no me cuadra, pues decido", comentó el técnico galo en la última rueda de prensa de la temporada, tras la última derrota en Liga frente al Betis. Pese a todos estos mensajes de Zidane, Gareth Bale se aferra a su contrato, el cual vence en el año 2022, y sabe que pocos equipos pueden hacer frente a su alta ficha.

En una situación menos grave, pero también complicada se encuentra Isco Alarcón. El malagueño ha pasado por diferentes momentos a lo largo de la temporada. De importante con Lopetegui, a descartado con Solari y con un nuevo comienzo con Zinedine Zidane. Sin embargo, las oportunidades que le ha ido dando el francés no ha sabido aprovecharlas.

Isco, contra el Villarreal

Isco, contra el Villarreal

Isco sabe que su rol a partir de la próxima campaña será el de suplente habitual de quedarse. El Real Madrid está abierto a escuchar ofertas por él y pretendientes no le faltan. El de Arroyo de la Miel se ha convertido en uno de esos futbolistas, a los que hizo referencia Zizou en su día, con los que el club podría hacer caja en verano. Pero el mediapunta malagueño se resiste a decir adiós. No saldrá tan fácil debido a motivos personales.

Otros casos

Reguilón es otro de los que quiere quedarse, pese a que Zidane quiere el fichaje de Ferland Mendy. El canterano o Marcelo deben salir para que llegue al Santiago Bernabéu el joven y prometedor lateral francés del Olympique de Lyon. Reguilón ya ha asegurado que quiere quedarse y luchar, mientras que la situación de Marcelo ha dado un giro de 180º con el cambio de banquillo de Solari al galo.

Mariano es otro de los que quiere quedarse cueste lo que cueste. Pero sabe que en el Real Madrid buscan un nuevo '9' y que además llegará Rodrygo, quien puede hacer las veces de delantero centro, quedando su rol gravemente comprometido. El hispano-dominicano llegó sobre la bocina del mercado estival del año pasado, pero sus números han sido muy pobres, con tan solo cuatro goles marcados en toda la 2018/2019. Las lesiones y la falta de confianza le han lastrado, pero hay varios equipos muy interesados en su fichaje.

[Más información - Las notas de la temporada del Madrid: del sobresaliente de Vinicius al suspenso de Bale]