Brahim en su duelo ante el Getafe

Brahim en su duelo ante el Getafe Reuters

Fútbol LA LIGA

Brahim se reivindica en Getafe: Zidane le da la confianza que Guardiola y Solari le negaron

El jugador malagueño fue lo más destacado del empate sin goles ante los azulones.

Noticias relacionadas

"Cuando decidí abandonar el Manchester City solo contemplaba tres opciones, jugar en el Real Madrid, jugar en el Real Madrid y  jugar en el Real Madrid", así de claro lo tenía Brahím Díaz el día de su presentación el pasado mes de enero. El malagueño llegó al conjunto blanco en busca de la oportunidad que Pep Guardiola no le estaba dando en el Manchester y, de la mano de Zinedine Zidane, por fin ha llegado su momento.

Brahim fue el jugador más destacado del Real Madrid en Getafe gracias a varias acciones de mucha calidad que no dejaron indiferentes a los fans blancos. El '21' blanco incluso formalizó su carta de presentación ante Zizou con una ruleta y posterior túnel a un rival.

El casting que Zidane ha organizado aprovechando las últimas jornada de La Liga ha concedido una oportunidad a Brahim de reivindicarse ahora que los rumores sobre una posible cesión de cara a la próxima temporada suenan con fuerza. El malagueño se reafirma en que quiere seguir en el Real Madrid y asegura que "es un privilegio jugar aquí, me dejó la piel siempre que juego".

Con Guardiola no logró la continuidad

A cambio de 300.000 euros más variables, el malacitano aterrizó en Manchester a los 14 años en 2013. Como fruto de su sobresaliente progresión en las filas del City le llegó su primera gran oportunidad: el torneo Al Kass en el 2014. Hasta Doha voló con la expedición de los citizens sub16, pese a no tener la edad del resto de sus compañeros.

Su rendimiento era tal, que desde el club inglés no quisieron poner freno a su progresión a pasos agigantados, así, ya en el año 2015 debutaría en la UEFA Youth League, en la que jugó tres partidos y marcó un gol.

En septiembre del 2016, Pep Guardiola hizo debutar a Brahim Díaz con el primer equipo en un partido de la Carabao Cup. Después de eso llegaron sus esperados debuts en la Champions Leagues o en la Premier League. El joven futbolista español comenzó a hacerse un hueco pese a su temprana edad, pero a pesar del goteo de minutos la falta de minutos comenzaba a preocupar al jugador y su entorno, con la sombra de la renovación acechando a todas las partes.

Brahim Díaz, con el City. Foto mancity.com

Brahim Díaz, con el City. Foto mancity.com

El propio Guardiola no tardó en lamentar que podría escapársele una joya como lo es el malagueño. "No puedes imaginar lo duro que es dejar fuera del equipo jugadores como Brahim. Se lo digo muy a menudo", aseguró poco antes de que se hiciera oficial el fichaje por el Real Madrid.

Un comodín para Solari, uno más para Zidane

El aterrizaje en Madrid en pleno mes de enero tampoco fue fácil para un Brahim falto de minutos y confianza. El feeling con Solari, al igual que le pasó a otros jugadores de la plantilla, no fue suficiente como para que el argentino le diera los minutos necesarios para mostrar su mejor cara.

Dieciséis minutos en la eliminatoria de Copa del Rey frente al Leganés y ocho minutos en Liga frente al Real Betis fueron todas las oportunidades que Solari dio a Brahim a pesar de las bajas que en muchos momentos tuvo el conjunto blanco.

Brahim Día, durante su presentación con el Real Madrid

Brahim Día, durante su presentación con el Real Madrid REUTERS

Sin embargo, con Zidane todo ha cambiado. De los seis partidos que ha dirigido el técnico francés ha jugado en cuatro, sumando un total de 142 minutos (incluyendo dos titularidades en el once inicial).

El galo no esconde su satisfacción por el nivel que está demostrando el jugador malagueño. "Contento. Además ha hecho un gran partido. A mí me gusta. No tiene miedo de jugar. Juega con las dos piernas, es rápido. Al final ha tenido unos pocos calambres y por eso ha salido del campo. Pero muy contento con su partido", aseguró Zidane en rueda de prensa tras el partido en Getafe.

[Más información: Brahim: "Es un privilegio jugar en el Madrid, me dejó la piel siempre que juego"]