Sergio Ramos y Luis Suárez durante El Clásico

Sergio Ramos y Luis Suárez durante El Clásico EFE

Fútbol REAL MADRID - BARCELONA

El Real Madrid desea la Copa y amargar la ansiada 'final' del Barcelona en el Santiago Bernabéu

El Benito Villamarín ya espera para dos equipos que empataron en la ida en el Camp Nou. 

Noticias relacionadas

Los dos grandes buscan el pase a la final de la Copa. El escenario no podría ser mejor, el Santiago Bernabéu y las condiciones del duelo tampoco. Con 1-1 en el marcador de la ida y con la sensación de ser El Clásico más emocionante de la temporada -si la Champions no quiere lo contrario-, Real Madrid y Barcelona se verán las caras para plantarse en la final que se celebrará en el Benito Villamarín el próximo 25 de mayo.

El Real Madrid va con todo a la Copa del Rey. Han pasado varias temporadas desde que el club blanco no se tomaba tan en serio la competición, pero pese a lo irregular que ha sido su temporada se ha plantado en las semifinales y con una ligera ventaja al empatar 1-1 en el Camp Nou. La Copa se ha convertido en la vía más rápida para conquistar un título esta campaña y no se puede permitir quedarse a la puerta de la final.

Una semana que marca el curso

Además, el resultado del Clásico del fin de semana también marcará las aspiraciones ligueras blancas. Dos duelos que pueden decidir la temporada del Madrid, con la carta de la Champions siempre sobre la mesa. El Barcelona se puede permitir más lujos, sobre todo en el partido de Liga dada su ventaja en la tabla, pero caer eliminado en la Copa -su competición en el último lustro- y dejar pasar la oportunidad de sentenciar La Liga serían dos golpes muy duros para los de Valverde en una misma semana.

La sonrisa de Gareth Bale en el entrenamiento del Real Madrid

La afición de un Santiago Bernabéu que se llenará se volcará para empujar a su equipo hacia una victoria casi tan satisfactoria como obligatoria. Tras un mes arrollador, las dudas volvieron a surgir con la derrota ante el Girona, pero El Clásico es la oportunidad perfecta para recobrar la armonía y, de paso, enganchar al madridismo de cara al tramo final de la temporada. El empate en el Camp Nou y las victorias en el Wanda y en Ámsterdam dieron alas y ahora les toca a echar a volar a los de Solari en otra semana tan -o más- decisiva.

Gareth Bale, en un partido del Real Madrid

Gareth Bale, en un partido del Real Madrid Reuters

Vinicius y la encrucijada Bale

El foco está puesto sobre Gareth Bale y su comportamiento en el partido contra el Levante. Solari se enfrenta a una situación que no es nueva para él, pero, a diferencia de Isco, Bale sí parece necesario para el argentino que deberá reconducir al galés. Si jugará o no es la gran incógnita que no ha querido despejar todavía. La otra opción es Lucas Vázquez, mientras Vinicius es indiscutible por la izquierda. El brasileño y Benzema son la gran esperanza blanca para El Clásico.

El resto del once blanco no ofrece muchas más dudas. Keylor Navas no quiere despedirse de la temporada en estas semifinales y estará bajo palos en su competición. La banda zurda será de Reguilón, quien sí podría dar paso a Marcelo en El Clásico liguero como última oportunidad para el brasileño. Vuelve también Sergio Ramos, al que se le echó de menos en el Ciudad de Valencia y que dotará de garra al Madrid en un día tan importante.

Messi y Dembélé celebran un gol con el Barcelona

Messi y Dembélé celebran un gol con el Barcelona Reuters

El Barcelona se aferra al factor Messi

El Barcelona, por su parte, consiguió una victoria reivindicativa en el Sánchez Pizjuán la pasada jornada. Una victoria que de no haberse logrado hubiera abierto La Liga. Messi fue el salvador y ha dejado claro que ha superado sus problemas que arrastró desde comienzos de febrero. El Barça se agarra al '10', mientras Dembélé puede apear definitivamente a Coutinho del once. Del que no se sabe nada es de Malcom, precisamente el que salvó los muebles en la ida.

Con Semedo en la derecha y con Sergi Roberto en el centro del campo, Arturo Vidal se ha quedado sin hueco fruto de sus regulares actuaciones y eso que todavía no ha vuelto Arthur. La duda de Valverde estará en quien acompañará a Piqué en el centro de la defensa: si Lenglet o Umtiti. El segundo es el teórico titular, pero quizás sería precipitado alinearle en un Clásico cuando apenas acaba de volver de una larga lesión. Por cierto Piqué será uno de los protagonistas tras sus últimas e incendiarias declaraciones contra el Real Madrid. De vuelta a las andadas.

Último entrenamiento del Barcelona antes de El Clásico de Copa del Rey

El Clásico está caliente. Messi contra Vinicius, la joven perla que ya mejora sus números de cuando debutó en la élite. Valverde contra Solari, que cuando se le da por muerto más peligroso se convierte su equipo. Y eso pasando por alto el VAR, los Ramos-Piqué, Benzema-Suárez y otros duelos que marcan un Clásico con olor añejo, a los que marcaron una época con Mourinho y Guardiola en los banquillos. Un tensión sin precedentes, que de momento no se ha vuelto a ver, pero ya se sabe que los Clásicos son una bomba de relojería y en este hay mucho en juego, más que el pase a la final de la Copa. Ahí es nada.

Real Madrid - FC Barcelona

Real Madrid: K. Navas; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Reguilón; Modric, Casemiro, Kroos; Lucas Vázquez, Benzema y Vinicius. -posible once inicial-.

FC Barcelona: Ter Stegen; Semedo, Piqué, Umtiti, Jordi Alba; S. Roberto, Busquets, Rakitic; Messi, Luis Suárez y Dembélé. -posible once inicial-.

Hora: 21:00 - La1 y GOL / EL BERNABÉU.

Árbitro: Alejandro Hernández Hernández (Colegio Canario).

Información: Partido correspondiente a la vuelta de las semifinales de la Copa del Rey que se disputará en el Santiago Bernabéu (Madrid, España).

[Más información: Asensio, una amenaza para el Barcelona: quiere El Clásico y la Copa]