REAL MADRID - ESPANYOL

REAL MADRID - ESPANYOL

Fútbol LA LIGA

El Madrid, ante su mejor rival: 22 años sin perder contra el Espanyol

Noticias relacionadas

Este sábado 22 de septiembre, Real Madrid y Espanyol serán los protagonistas de una nueva jornada liguera en el Santiago Bernabéu. Dicho duelo se ha podido disfrutar en muchas ediciones atrás de La Liga, donde el equipo blanco ha demostrado no presentar mayor dificultad para sacar los tres puntos. Sin embargo, el conjunto perico también ha protagonizado la sorpresa en alguna ocasión, a lo que hay que remontarse muchos años atrás.

Concretamente, se trata del 21 de abril de 1996, cuando el club catalán dio la campanada en el coliseo blanco. En juego estaba la jornada número 37 de la Primera División, y el marcador reflejó al final del encuentro un 1-2, que suponía un triunfo histórico para los visitantes.

Para hablar del último empate, la fecha es bastante más reciente. Fue el 16 de diciembre de 2012, cuando en la jornada 16 el Espanyol lograba sacar un punto del Santiago Bernabéu, gracias a un empate a dos. Esto tuvo lugar antes del parón por las vacaciones navideñas, lo cual le dio a los blancos margen de recuperación y de reacción suficiente para la vuelta.

Bale y Benzema celebran un gol

Bale y Benzema celebran un gol Reuters

No obstante, la gran mayoría de enfrentamientos entre ambos equipos ha solido acabar en victoria madridista. El Espanyol es un conjunto al que los blancos saben hacer frente sin muchas dificultades, pese a que ha sido capaz de dejar boquiabierta a la afición blanca en alguna ocasión, como ya se ha mencionado anteriormente.

Otro punto a favor es la gran tónica con la que los hombres de Julen Lopetegui han comenzado el curso 2018/2019. Hasta ahora los jugadores no saben lo que es perder, y solo el Athletic ha sido capaz de impedir la cuarta victoria consecutiva en San Mamés, en un partido que terminó empate a uno. Tras el reciente triunfo en el debut de la Champions frente a la Roma, el Madrid tiene motivos más que suficientes para seguir apelando a su gran momento de forma.