Casemiro en el Girona - Real Madrid

Casemiro en el Girona - Real Madrid ALBERT GEA Thomson Reuters

Fútbol REAL MADRID

Casemiro, el recuperador: inicia la temporada a tope

Noticias relacionadas

Carlos Henrique Casemiro. Un nombre que para muchos aficionados del Real Madrid es un sinónimo de tranquilidad. Ha sido el propio mediocentro quién se ha ganado esta confianza del Santiago Bernabéu, contribuyendo con su juego a que el equipo madrileño consiga una de las mejores rachas de trofeos jamás vista en Europa en la era moderna. 

Una relevancia de la que ya es conocedor Julen Lopetegui. El técnico vasco ha confiado en él en todos los partidos que ha disputado el conjunto de Chamartín, llegando incluso a ser titular pese a no estar en plenas condiciones físicas, tal y como ocurrió en el partido frente al Atlético de Madrid. Técnico y futbolista ya se conocen del pasado. Concretamente del paso de ambos por Oporto, donde el '14' se empezó a ganar el billete de vuelta para ser titular en el feudo madridista.

Fue en uno de los momentos más difíciles de Casemiro en la capital española. La llegada de Ancelotti al banquillo le permitió quedarse en el equipo después de su paso por el Castilla, pero contando con un papel muy secundario. Su buena actuación en partidos clave -como en Dortmund frente al Borussia- llamó la atención de varios clubes europeos, siendo finalmente los portugueses quienes conseguían hacerse con sus servicios. 

Casemiro defendiendo un balón ante Koke

Casemiro defendiendo un balón ante Koke REUTERS

Su espectacular rendimiento bajo las órdenes del exseleccionador español ya dejaron ver la compenetración que hay entre ambos. Pese a ello, su buen fútbol le abrió de lleno las puertas del Santiago Bernabéu. Desde su vuelta en 2015, el jugador de La Canarinha ha sido un fijo en los esquemas de entrenadores de tan diferente metodología como Benitez, Zidane o el propio Lopetegui.  

Vital importancia en defensa y ataque

El brasileño es fundamental a la hora de aportar equilibrio al juego blanco. Su buen posicionamiento permite que Kroos y Modric se sientan mucho más liberados. Situación idónea para que los mediocentros desplieguen su fútbol ofensivo con la tranquilidad de saber que guardan un 'as' bajo la manga detrás de ellos. Para hacerse una idea de su necesidad, la pasada temporada liguera recuperó 242 balones. Una media de 8 por partido. 

No solo eso, ya que además dio 58 pases por partido y dejó tres asistencias en su haber pese a jugar en una posición más orientada a la defensa. Es justamente este dato el que también permite hablar de la relevancia de Casemiro en el ataque. El centrocampista ha dejado goles en la retina de los aficionados que han servido para ganar títulos. 

Bale, Casemiro y Varane celebran un gol del Real Madrid

Bale, Casemiro y Varane celebran un gol del Real Madrid EFE

Para los últimos no es necesario remontarse hasta muy atrás. En Cardiff, con la Juventus echada atrás, marcó un gol desde fuera del área que dio alas al juego colectivo de los blancos,clave para la consecución de La Duodécima. Por otra parte, en la Supercopa de Europa frente al Manchester United, abrió la lata con una volea tras un pase de Carvajal. Tantos que valen títulos y que demuestran que es uno de los jugadores más completos del panorama internacional.