Los jugadores del Atlético de Madrid celebran un gol

Los jugadores del Atlético de Madrid celebran un gol REUTERS

Fútbol REAL MADRID 2-4 ATLÉTICO DE MADRID

El Atlético marchita la flor del Real Madrid en la Supercopa de Europa

El guion de la Supercopa de Europa parecía similar al de las últimas veces que se habían visto las caras Real Madrid y Atlético más allá de las fronteras españolas. Sin embargo, algo cambió cuando, a diez minutos del final, Diego Costa mandó a la prórroga el encuentro. Sin gasolina, pero también sin la flor de años anteriores, el equipo de Lopetegui sucumbió preso de sus propios errores en defensa. Saúl y Koke enseñaron a los blancos el sabor de la derrota en un derbi europeo aunque fuera de menor enjundia que los anteriores. [Así vivimos el partido en directo] 

La Supercopa de Europa abría el telón de las competiciones continentales en Tallin. Real Madrid y Atlético se medían de nuevo en un duelo por un título tras las finales de Lisboa y Milán que se llevaron los blancos. En el banquillo merengue se estrenaba Julen Lopetegui, mientras que Simeone soñaba con que a la tercera fuera la vencida. El argentino había podido con el eterno rival y vecino en Liga y Copa, pero nunca en Champions. Ahora, tras más de 120 millones en fichajes, los colchoneros ponían a prueba el proyecto creado para estar el próximo día 1 de junio en el Wanda Metropolitano en la lucha por 'La Orejona'.

No hubo grandes sorpresas en las alineaciones. Solo Modric se cayó del once al estar corto de preparación, mientras que en el conjunto rojiblanco debutaban Rodri y Lemar con Lucas Hernández convertido ya en el dueño del carril izquierdo de la zaga. El plan previo era claro: el Madrid dominaría la pelota y el Atlético buscaría sorprender en una contra o en un desplazamiento en largo.

El Atleti golpea primero

Y lo consiguieron los colchoneros antes de que se cumpliera el primer minuto de encuentro. Un balón alto de Godín fue ganado por Diego Costa en el salto con Sergio Ramos. Varane se duerme y el internacional español se lleva el esférico y, desde casi la línea de fondo y sin apenas ángulo, empalma con violencia para que la pelota se cuele por el palo de un flojo Keylor Navas. El costarricense se agacha y facilita el tempranero gol de los rojiblancos a los 49 segundos

Diego Costa superando a Keylor Navas

Diego Costa superando a Keylor Navas REUTERS

Reaccionó el Real Madrid aguantando el control del juego y acercándose poco a poco al área de Oblak. El esloveno sacó sus reflejos para que, en el minuto 17, evitar el empate de Marco Asensio tras un taconazo espectacular. Centro de Marcelo y el balear se saca un recurso de la nada que solo una gran parada echó al traste. Benzema, en el segundo palo, no llegó tampoco al rechace por centímetros. 

Bale y Benzema lideran la reacción del Madrid

Aquella ocasión fue solo el aviso de lo que ocurriría diez minutos después. Bale se mide con Lucas Hernández y deja al francés atrás con un arrancada soberbia. El galés pone el balón templado al segundo palo para que aparezca de la nada Karim Benzema y cabecee a la red. El '9' del Madrid ejerció de matador y demostró su reconciliación absoluta con el gol tras la salida de Cristiano y con la ilusión renovada en la que será su décima campaña de blanco. 

Benzema marca el empate en la Supercopa de Europa

Benzema marca el empate en la Supercopa de Europa REUTERS

Marcelo y Asensio gobernaban el partido por la banda izquierda. Una versión más que notable de los de Lopetegui, con Casemiro de escoba, ante un Atleti en el que sorprendía también el trabajo sin balón de Lemar. El encuentro era divertido y de alto nivel, propio de dos de los mejores equipos del mundo. El Madrid respondía a la llamada a la guerra de los de Simeone sin titubear y los rojiblancos aguantaban el envite del triple campeón de Europa

En la segunda parte, el partido transcurría sin peligro para ambos porteros. El juego era más espeso y Lopetegui buscó frescura con la entrada de Modric por Asensio. Simeone respondió con Correa por un desaparecido Griezmann. El francés pasó sin pena ni gloria por Tallin y mostró estar fuera de forma después de haber ganado el Mundial. Los entrenadores movían sus peones en una partida de estrategia en la que el más mínimo error podía ser crucial. 

Juanfran y Marcelo firman las tablas

Ese fallo llegaría pasada la hora de partido y fue de nuevo Juanfran, para alegría del Madrid y suplicio de los colchoneros, el que cometería una mano innecesaria y estúpida tras un saque de córner por estar más pendiente de Benzema que del balón. Abre el brazo el lateral y la pelota choca directamente contra él. No dudó el polaco Marciniak en señalar el punto de penalti. El encargado de lanzarlo, en ausencia ya de Cristiano Ronaldo, fue el capitán. El andaluz tomó la responsabilidad y engañó a Oblak. Error de Juanfran y gol de Sergio Ramos. La vida seguía igual, en ese momento, para Atlético y Real Madrid. 

Sergio Ramos celebra su gol tras marcar el penalti

Sergio Ramos celebra su gol tras marcar el penalti REUTERS

Casemiro, que se había vaciado, se tuvo que retirar lesionado modificando así el plan de Lopetegui para el último cuarto de hora. Ceballos sustituyó al brasileño, aunque ocupó la mediapunta y dejó el doble pivote para la experiencia de Kroos y Modric. El tanto de los blancos había dejado grogui al conjunto de Simeone que no intimidaba, pero Marcelo rescató a los colchoneros salvando un saque de banda que terminó en el empate de Diego Costa. Juanfran recoge el regalo y cede a Correa para que llegue a línea de fondo y de un pase atrás que remata el delantero hispano-brasileño. 

Diego Costa celebra el segundo gol del Atlético

Diego Costa celebra el segundo gol del Atlético REUTERS

La última bala de Lopetegui fue Lucas Vázquez, intentando así dar velocidad a las bandas por un Isco que no tuvo su mejor noche aunque trabajó como el que más. Le costaba al Madrid recuperar la pelota sin Casemiro ya en el campo y el Atlético se sentía más cómodo con la posesión. Sin embargo, 'El Cholo' decidió meter más músculo con Thomas y quitar a uno de sus mejores hombres como fue Lemar en su debut. La última en tiempo reglamentario la tuvo Marcelo en una contra que terminó en un intento de chilena infructuoso del brasileño. El partido se iba a la prórroga y la gran batalla que los dos equipos madrileños en Estonia se tendría que decidir en el tiempo extra o en los lanzamientos desde el punto de penalti. 

La verbena de la defensa

Mejoró el Real Madrid en los primeros compases de la prórroga, pero un nuevo error defensivo permitía al Atlético volverse a poner por delante. En el minuto 98, Varane se duerme en la frontal del área y Thomas le roba la cartera. El centrocampista pone un pase fuerte atrás que engancha de primeras Saúl para fusilar a Keylor Navas. Golazo de volea del internacional español y Lopetegui que tenía que agarrarse a la épica en su primer partido oficial. 

Keylor Navas no puede evitar el gol de Saul

Keylor Navas no puede evitar el gol de Saul REUTERS

El golpe mortal del Atleti llegaría antes de la final de la primera parte del tiempo extra. Carvajal perdió la carrera con Diego Costa, reclamó falta el lateral, y este conecta con Vitolo. El canario se la pone a Koke para que dé un pase perfecto a la red. El 2-4 era ya definitivo. Más que por el cuarto de hora que tendría el Real Madrid para marcar dos goles, por la sensación de impotencia que transmitían los merengues sobre el campo. 

Parecía haber honrado la zaga blanca las Fiestas de la Paloma, verbena por excelencia madrileña, en el derbi europeo. Cuatro goles encajados tras sendos errores defensivos decidieron que la Supercopa de Europa volara de vuelta a España en el avión del Atlético. El equipo de Simeone presentó su candidatura a la próxima Champions y los de Lopetegui, que fueron de más a menos, dejaron un sabor agridulce. Sin la famosa flor de Zidane ni los goles de Cristiano, el Real Madrid hincó por primera vez la rodilla ante su eterno rival en una final continental. 

REAL MADRID 2-4 ATLÉTICO

Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Sergio Ramos, Varane, Marcelo; Kroos (Mayoral, 103'), Casemiro (Ceballos, 76'), Isco (Lucas Vázquez, 83'); Asensio (Modric, 58'), Bale y Benzema.

Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Savic, Godín, Filipe Luis; Rodri (Vitolo, 71'), Koke, Saúl, Lemar (Thomas, 90'); Griezmann (Correa, 58') y Diego Costa (Giménez 109'). 

Goles: 0-1, 1' Diego Costa; 1-1, 26' Karim Benzema; 2-1, 63' Sergio Ramos (p.); 2-2, 79' Diego Costa; 3-2, 98' Saúl; 4-2, Koke 104'. 

Árbitro: Szymon Marciniak (Polonia). Amonestó a Asensio (34'), Marcelo (53'), Correa (60'), Diego Costa (63'), Ceballos (91'), Modric (101'), Sergio Ramos (113').

Incidencias: Partido correspondiente a la Supercopa de Europa en el Lillekülla Stadium (Tallin, Estonia).