El Androide Libre

8 errores al comprar un nuevo móvil que debes evitar

La compra de un teléfono requiere una inversión de dinero, y por tanto es bueno saber elegir. ¿Cuáles son los errores al comprar un nuevo móvil?

19 abril, 2016 22:09

La compra de un smartphone es un momento mágico. Ya sea porque sea nuestro primer teléfono, hayamos perdido el anterior o decidamos que es un buen momento para actualizar nuestro teléfono, la elección de un nuevo compañero no siempre es una tarea fácil, por lo que acabamos cometiendo errores al comprar un nuevo móvil.

En ocasiones, es sencilla la elección, ya sea porque seamos aficionado a una marca en concreto, encontremos el amor a primera vista o nos encontremos con una oferta demasiado atractiva, pero no siempre acaba saliendo bien la compra. A veces cometemos errores en la búsqueda del smartphone perfecto, hoy hablaremos de los principales errores al comprar un nuevo móvil. ¿Cuáles son esos errores?

1. Dejarnos llevar por las ofertas de nuestro operador

Uno de los principales problemas a la hora de comprar un smartphone es dejarnos llevar por el primer o segundo teléfono que nuestro operador nos ofrezca. Generalmente cuando se agota nuestra permanencia recibimos una llamada llena de halagos en los que nos ofrecen un buen teléfono por ser buen cliente, y en ocasiones incluso nos presionas para que aceptemos lo antes posible.

No lo hagáis, no aceptéis tan rápido, e incluso si se trata de una oferta limitada pensadlo fríamente. ¿Realmente hemos hecho algo para merecernos el premio al cliente del año? Normalmente lo que quieren los operadores de nosotros es que continuemos otros dos años con ellos, y si tenemos que pagar mes a mes ese flamante teléfono que se trata de una oferta exclusiva.

No te dejes llevar por los halagos de tu operador, y compara la oferta con la de la competencia antes de dar el si quiero.

Esto no quiere decir que nuestro operador sea malvado y nos vaya a timar. Puede ser que nuestro operador realmente nos esté haciendo esa buena oferta, pero no hay que decir que sí tan rápido, siendo conveniente que consultemos los precios del teléfono en otras tiendas para comprobar si realmente es tan barato. Si el precio en tiendas es inferior al que nos ofrece nuestro operador (o incluso si otro operador tiene el mismo teléfono al mismo precio) podemos intentar que nos hagan un mejor precio, o incluso tirar por esas vías más económicas.

2. Al comprar un nuevo móvil las especificaciones no lo son todo

  Moto Z Moto Z Force Moto X Force Samsung Galaxy S7 Huawei P9 LG G5 Sony Xperia X Performance Xiaomi Mi 5
Pantalla 5,5 pulgadas (2.560 x 1.440 píxeles) 5,5 pulgadas (2.560 x 1.440 píxeles) 5,4 pulgadas (2.560 x 1.440 píxeles) 5,1 pulgadas (2.560 x 1.440 píxeles) 5,2 pulgadas (1.920 x 1.080 píxeles) 5,3 pulgadas (2.560 x 1.440 píxeles) 5 pulgadas (1.920 x 1.080 píxeles) 5,15 pulgadas (1.920 x 1.080 píxeles)
Procesador / RAM Snapdragon 820 / 4 GB Snapdragon 820 / 4 GB Snapdragon 810 / 3 GB Exynos 8890 Octa Kirin 955 / 3 GB Snapdragon 820 / 4 GB Snapdragon 820 / 3 GB Snapdragon 820 / 3/4 GB
Cámara 13MP 21MP 21MP 12MP Dual de 12MP 16MP 23MP 16MP
Lector de huellas No
Resistencia al agua Salpicaduras del agua Caídas, golpes y agua Salpicaduras del agua IP68 - - IP68 -
Batería 2600mAh 3500mAh 3.760 mAh 3000mAh 3.000 mAh 2.800 mAh 2.700 mAh 3.000 mAh
Dimensiones 153,3 x 75,3 x 5,19 mm

136g
155,9×75,8×6,99 mm

163g
149.8 x 78 x 9.2 mm

169g
142.4 x 69.6 x 7.9 mm

152g
145 x 70.9 x 7 mm

144g
149.4 x 73.9 x 7.7 mm

159g
143.7 x 70.4 x 8.7 mm

164.4g
144.6 x 69.2 x 7.3 mm

129g

Las fichas técnicas son una de las ayudas más importantes a la hora de decidir cual de los teléfonos que vayamos a elegir es el mejor. En las especificaciones podemos ver que procesador lleva cada teléfono, cuanta memoria, el tamaño y resolución de la pantalla o los megapíxeles de la cámara de fotos.

Las especificaciones son importantes, si, pero no deberían ser determinantes. Un procesador de ocho núcleos no va a ser necesariamente mejor que uno de cuatro, una cámara de 20 megapixeles puede ser inferior que una de 12. Del mismo modo, la optimización del sistema puede repercutir en que un teléfono de menores especificaciones vaya a mostrar un rendimiento superior a un teléfono con mayores números.

Esta baza es utilizada generalmente por algunas compañías chinas, que suelen alardear de grandes números que no siempre reflejan que un teléfono será superior a otro teléfono que le duplique o triplique en precio. Las especificaciones son importantes, pero los teléfonos cada vez nos dicen menos sobre un teléfono. Un teléfono de gama alta rendirá más que uno de gama media, digan lo que digan los números, y si nuestro presupuesto es más limitado, quizás nos convenga más invertir en un teléfono que se adapte más a nuestras necesidades, porque quizás prefiramos una buena pantalla y altavoces antes que diez núcleos que no vayamos a necesitar.

3. Gastarnos demasiado dinero en algo que no necesitamos…

Mientras más dinero invirtamos en un teléfono, este va a tener un mejor diseño, mejores especificaciones y mejor experiencia de uso, pero esto no quiere decir que debamos gastarnos un dineral para encontrarnos un teléfonos que se adapte a nuestras necesidades.

A la hora de elegir un teléfono un error frecuente es gastarnos demasiado dinero en un teléfono que ofrezca más de lo que necesitamos. ¿Tienes claro que vas a utilizar tu teléfono solo para hacer llamadas, mandar mensajes de whatsapp y ver redes sociales? Es posible que un teléfono de menor coste vaya a cumplir del mismo modo, y e igual con el ahorro que nos supone podemos invertir en accesorios que sí que marquen la diferencia, como unos buenos auriculares, un powerbank o una tarjeta microSD de alta capacidad.

4. …o gastarnos demasiado poco

No obstante, el consejo anterior no deberíamos tomárnoslo al pie de la letra en plan “pues me gasto lo menor posible en mi teléfono”. No debemos ser extremistas, ya que del mismo modo otro error frecuente a la hora de comprar un smartphone es invertir menos de lo que nos hace falta.

Es muy común pensar en que todos los teléfonos son iguales, que ese Xiaomi de 150 euros va a ofrecernos la misma experiencia que un teléfono como el HTC 10, y no es así. Existen diferencias fundamentales en cada teléfono, y según nuestros gustos o necesidades vamos a requerir un teléfono u otro. Por ejemplo, la experiencia fotográfica va a ser muy superior en un teléfono de gama media, y cada vez más juegos van a requerir un teléfono más potente.

Si no tienes claro qué es lo que necesitas y puedes permitirte un terminal más potente, es mejor elegir el mejor teléfono que podamos, ya que si en un futuro necesitamos exprimir un poco más nuestro teléfono, no tendremos que volver a cambiarlo.

5. Cuidado con las fechas

Otro de los errores más frecuentes a la hora de comprar un teléfono es adquirirlo en una fecha que no sea la más ideal. Son muchas las ocasiones en la que con el paso de los meses el precio de un teléfono cae de forma desorbitada hasta el punto que puede que nos merezca la pena esperar.

Hay que tener en cuenta que no todas las marcas bajan de precio con la misma frecuencia. Mientras que algunas como Samsung, LG o incluso Motorola hacen rebajas constantes de sus productos estrella, otras como Sony, HTC o Apple no realizan tantas rebajas. También hay que tener en cuenta que las rebajas destacadas suelen ser en los teléfonos de mayor coste, por lo que esperar no es una buena estrategia si buscas un terminal que ya tiene un precio ajustado.

Del mismo modo, si piensas comprar tu teléfono a través de una operadora, los descuentos no suelen destacar tanto como la modalidad libre, por lo que si pensamos pagarlo a plazos quizás nos convenga esperar a que salga el nuevo modelo.

La mayoría de terminales suelen salir entre Marzo y Mayo, o de Septiembre a Noviembre, meses en los que aparecen nuevos modelos, pero también ofertas de las generaciones anteriores.

Por último, existe un último factor que hay que tener en cuenta. Es cierto que mientras más esperemos, podremos hacernos con un mejor teléfono por menos dinero, pero si seguimos esa premisa, podemos quedarnos esperando eternamente. Si necesitas un teléfono con urgencia te tocará adquirir un teléfono sin esperar descuentos, pero en caso de que no tengamos prisa, os aconsejamos esperar un tiempo límite de dos meses, ya que si podemos permitirnos esperar más tiempo quizás no necesitamos tanto un cambio de teléfono.

6. Esa oferta quizás no es tan buena como parece

¡Sólo hoy! ¡Oferta flash! ¡Date prisa antes de que se agote! ¡Precio mínimo histórico! ¡Black Friday!

Seguramente las frases de arriba te resulten familiares, y no es para menos, ya que son frases con gancho para atraer nuestra atención. Las tiendas suelen aprovechar estos titulares con tanta fuerza para darnos la sensación de que nos encontramos ante una oferta irrepetible que se agotará rápido y nunca volverá.

Ante este anuncio, la respuesta típica humana es la de pulsar el botón de comprar, a veces sin mirar siquiera el susodicho precio. Esto es un error al comprar que no deberíamos cometer. Por muy buena que sea esa oferta, podemos dedicar unos minutos a ver si realmente es tan buena la oferta como nos hacen crecer.

Nuestro consejo es tomar Amazon como referencia, buscar el producto y poner el enlace en una web como camelcamel. Este tipo de webs almacenan el histórico de precios de los productos de Amazon, por lo que en menos de un minuto podemos ver si se trata de un chollo o publicidad sobrexagerada.

Compara el histórico de precios de Amazon en esta web

7. Los pequeños detalles marcan la diferencia

Otro de los errores fundamentales a la hora de comprar un smartphone es la falta de información al comprarlo. Como ya comentamos anteriormente, uno de los principales problemas a la hora de comprar un teléfono era fijarnos de forma exclusiva en la ficha técnica, pero en la vida real, la mayoría de descontentos a la hora de usar un terminal reside en los pequeños detalles.

Existen una serie de pequeños detalles que pueden arruinar la experiencia de uso, y no tiene por qué venir derivado de un mal diseño, sino de nuestros propios gustos. Por ejemplo, detalles como la ubicación de los botones, los materiales de la carcasa e incluso la curvatura del mismo pueden ser determinantes a la hora de elegir un teléfono. Por otro lado, la capa de personalización del fabricante también puede tener detalles que nos incomoden en la realidad.

Si tienes dudas sobre si un teléfono te gustará o no, te recomendamos probar el teléfono en mano antes de comprarlo. Una de las grandes ventajas de comprar en tiendas físicas reside en poder probar el producto en mano antes de comprarlo, aunque si compras online suele haber un periodo de quince días para devolverlo sin compromiso. Nunca compres sin estas garantías, porque te puedes arrepentir.

8. Los teléfonos del año pasado siguen siendo una gran alternativa

El último de los consejos es uno que no se suelen tener en cuenta, pero que sin embargo es más vital de lo que parece. Generalmente recomendamos adquirir teléfonos que sean del mismo año, pero no es una norma que debamos seguir a rajatabla.

Existen ocasiones en las que un fabricante acaba reduciendo el precio de sus productos de gama alta del año anterior hasta el punto que resultan más atractivos que teléfonos de este mismo año. Un ejemplo perfecto es LG, compañía que reduce el precio de sus terminales hasta el punto que incluso el G3 (su producto estrella de 2014) resulta ser un producto muy atractivo. No descartes las gamas altas del año pasado tan rápido, porque es posible que compense al comprar un nuevo móvil.