Conchita, durante un partido de Davis con Feliciano López.

Conchita, durante un partido de Davis con Feliciano López. Robert Ghement Efe

Tenis Copa Davis

La federación prescinde de Conchita como capitana de Copa Davis y Copa Federación

La RFET ha emitido un comunicado en el que anuncia su decisión unilateral de prescindir de la aragonesa, seleccionadora de ambos equipos desde hace más de tres años.

Noticias relacionadas

De sopetón, y casi sin previo aviso, Conchita Martínez se enteró de que no volverá sentarse en el banquillo de la selección española, ni con el equipo de Copa Davis ni tampoco con el de Copa Federación. Esa fue la decisión unilateral que tomó la junta directiva de la Real Federación Española de Tenis tras reunirse este jueves por la tarde en Barcelona, y que minutos después se hizo pública a través de un comunicado. 

“En la reunión mantenida esta mañana en Barcelona, los miembros de la junta han acordado, de forma unánime, un cambio en la dirección de nuestros equipos profesionales, destacando ‘la gran labor que ha realizado Conchita Martínez en estos años al frente de los equipos más emblemáticos de nuestro tenis”, rezó el escrito enviado por el departamento de prensa de la federación.

“La junta ha expresado asimismo su ‘agradecimiento a Conchita. En los años como capitana del equipo de Copa Federación y Copa Davis ha realizado un gran trabajo. Hemos decidido cambiar, apoyados en un consenso general, para afrontar nuevos retos en 2018 con nuestros equipos”, cierra el comunicado, que confirma lo que el entorno de la capitana saliente se imaginaba: la idea de los dirigentes era negarle la renovación desde hace bastante tiempo.

Martínez, que en 2013 se puso al frente del equipo femenino y dos años más tarde (2015) también tomó el control del masculino, consiguió devolver la tranquilidad al tenis español en un período convulso (logró ascender de categoría a ambas selecciones después del Caso Gala León, que rompió en dos a la federación). Ahora, la ex número dos del mundo se marcha de la peor forma posible: por la puerta de atrás, dolida por la manera de gestionar la situación de los directivos, mientras en la federación ya trabajan en dos relevos (uno para cada equipo) que anunciarán próximamente.