Serena Williams reclama igual salario para las mujeres negras en un ensayo

Serena Williams reclama igual salario para las mujeres negras en un ensayo

Tenis

Serena Williams: "He sido despreciada por mis colegas masculinos"

La campeona de tenis advierte que las mujeres negras en Estados Unidos ganan un 37% menos que los hombres y un 17% menos que las blancas. El 'statu quo' debe cambiar, denuncia. 

Noticias relacionadas

La actual número 4 del mundo en el ranking WTA ha emitido un ensayo personal en el que exige para las mujeres negras un salario digno acorde a sus habilidades y sus esfuerzosEn la disertación publicada por Fortune, Williams asegura que por cada dólar ganado por los hombres en los Estados Unidos, una mujer negra recibe sólo 63 centavos. La campeona de 23 Grand Slam añade que las mujeres negras tienen que trabajar ocho meses más para cobrar lo mismo que sus homólogos masculinos en un año.

Basándose en sus propias experiencias, Williams denuncia el trato injusto al que se enfrenta la mujer negra en su lugar de trabajo. "He sido despreciada por mis colegas masculinos", confiesa. La tenista ha sido en repetidas ocasiones objeto de vejaciones sexistas y racistas por parte de sus compañeros masculinos. En 2016, el presidente ejecutivo de Indian Wells, Raymond Moore, declaró que el tenis femenino se encontraba a la sombra de la gira masculina. Recientemente, el excampeón John McEnroe dijo que Williams ocuparía el puesto 700 si jugase en la misma clasificación de los hombres.

"Por suerte estoy bendecida con un impulso interior y un sistema de apoyo de familiares y amigos que me animan a seguir adelante. Pero estas injusticias todavía duelen ", escribe Williams, que asume que si no tuviera la suerte de despuntar con una raqueta de tenis sería como las otras 24 millones de mujeres negras que sufren disparidades salariales en los EE.UU. "Los ciclos de pobreza, discriminación y sexismo son muchos, mucho más difíciles de romper que el récord de títulos de Grand Slam", sentencia.

"Merecemos el pago equitativo por nuestras madres, nuestras esposas, nuestras hijas, nuestras sobrinas, amigos y colegas, pero sobre todo por nosotros mismos". Y amenaza: "Vamos a recuperar esos 37 centavos. "