Andrea Dovizioso, durante la primera jornada de entrenamientos en el circuito de Sepang.

Andrea Dovizioso, durante la primera jornada de entrenamientos en el circuito de Sepang. MotoGP

MotoGP GP MALASIA

Las órdenes de equipo han llegado a Ducati en plena lucha Márquez - Dovizioso

“En Australia ya habían hablado algo. Al final, esto es un paddock y todo se sabe”, asegura Márquez, al que no le preocupa que Lorenzo y Petrucci se puedan inmiscuir en la pelea con Dovizioso en Sepang.

Noticias relacionadas

Lo tenía marcado en su cuadernito, donde anota los circuitos que le favorecen y los que se le atragantan para calcular con meticulosidad la hipotética renta que puede sacar en cada uno de ellos. Antes de comenzar la gira transoceánica sabía que en el trazado malasio de Sepang le iba a tocar sufrir un poco, mientras que las Ducati iban a ir rápido desde el principio gracias a la potencia de su motor en las dos largas rectas. Así se ha comprobado después de la primera jornada de entrenamientos del Gran Premio de Malasia, donde Marc Márquez no ha pasado de la quinta posición y Andrea Dovizioso ha dominado las dos sesiones, tanto en seco como en mojado.

Con un colchón de 33 puntos de ventaja sobre el piloto italiano, su único contrincante ya en liza, el líder de MotoGP dispone en Sepang de su primera oportunidad para coronarse campeón del mundo. Ya ha manifestado que prefiere dejar zanjado el título aquí y no tener que esperar a la última carrera de la temporada en el circuito Ricardo Tormo de Cheste, donde atrapó la corona de 125cc y la primera de la clase reina, aunque la renta que acumula le da margen para administrarla en caso de que fuera necesario.

A Dovizioso no le queda otra que atacar después del pinchazo de Phillip Island, donde finalizó decimotercero y Márquez le metió 22 puntos de una tacada. Y lo va a hacer en un circuito donde la pasada temporada consiguió su primera victoria con Ducati después de una sequía personal de siete años. “Debemos concentrarnos en conseguir nuestras máximas prestaciones. Después ya veremos en carrera en qué situación nos encontramos y qué es lo que podemos hacer”, analiza el italiano, quien desliza que puede ser una carrera de Ducati contra Marc Márquez.

Marc Márquez se descuelga de su Honda RC213V en el circuito de Sepang.

Marc Márquez se descuelga de su Honda RC213V en el circuito de Sepang. MotoGP

Y es que las órdenes de equipo ya llegaron veladamente en Phillip Island, donde Scott Redding (Pramac Ducati) recibió un mensaje en el dashboard (panel de datos) de su moto para que dejara pasar a Dovizioso. El piloto británico acató la orden cuando el italiano se fue largo en la primera vuelta, pero en los compases finales de la carrera lo volvió a superar privándole de la undécima posición. “Si estás cogiendo a alguien, ¿qué debes hacer?”, señaló, cuando su futuro la próxima temporada pasa lejos de Ducati.

Márquez, al que no se le escapa ni una, es consciente de que las órdenes de equipo han llegado a Ducati. “En Australia ya habían hablado algo. Al final, esto es un paddock y todo se sabe. Yo dependo de mí mismo y mi objetivo es dar el 100%. La suerte que tengo yo es que no dependo de nadie. No me preocupa si hay más o menos Ducati o Yamaha porque dependo de mí mismo y voy a tratar de hacerlo lo mejor posible”, asegura el líder de MotoGP, quien también recalcó que en Honda no se ha hablado de este tema con el resto de los pilotos de la marca del ala dorada.

Desde la fábrica de Borgo Panigale ya han dejado claro a sus pilotos que, en la medida de lo posible, echen una mano a su compañero. Y eso pasa porque Jorge Lorenzo y Danilo Petrucci sean capaces de meterse en la pelea en el grupo de cabeza.