Valentino Rossi celebra su segunda posición en el circuito de Las Américas.

Valentino Rossi celebra su segunda posición en el circuito de Las Américas. Yamaha

MotoGP

La venganza de Valentino Rossi después de 531 días

“Volvemos a liderar el campeonato del mundo después de aquel miserable final de 2015 y se acabó ese período feo”, lanza el piloto italiano, nuevo líder de MotoGP.

Noticias relacionadas

Valentino Rossi es el nuevo líder de MotoGP gracias a su constancia porque es el único piloto que no se ha bajado del podio desde que comenzó la temporada. Una tercera posición en Losail y dos segundos puestos en Termas y Austin le han llevado a encabezar la general con seis puntos de renta sobre Maverick Viñales y 18 sobre Marc Márquez. Casi un milagro después del invierno más complicado que recuerda desde que llegó a Yamaha, en 2004.

“Es una gran sorpresa, incluso para nosotros; no me lo esperaba. No sé por qué, pero en Qatar ya era optimista. Quizá hacía como los locos, que ven todo positivo cuando están desesperados. El invierno fue muy mal, pero al final nos hemos dado cuenta de que hicimos la elección correcta de chasis. El único problema es que nos costó más entender los cambios y adaptarnos a ellos. La moto es muy buena y responde muy buen en los finales de carrera”, analizó Valentino Rossi tras el GP de Las Américas, donde volvió a encaramarse a lo más alto de la clasificación 531 días después.

Il Dottore lideró la general de MotoGP desde la primera hasta llegar a la última cita de la temporada 2015, donde terminó perdiendo el título de campeón del mundo por sólo cinco puntos de desventaja con Jorge Lorenzo y después del incidente protagonizado con Márquez en Sepang que le costó tomar la salida en la última posición en Cheste.

No estaba ahí desde Malasia 2015, desde aquel miserable final de 2015. Desde este punto de vista, es una venganza y el final de un período feo. Volvemos a liderar el Mundial después de la desgraciada carrera de Valencia de 2015, pero será difícil permanecer en esta posición porque Márquez y Viñales son muy fuertes. Es especial estar delante de todos y es una gran satisfacción”, valoró el piloto italiano (38 años), que acumula 22 temporadas en activo y 351 grandes premios disputados con un resultado de 114 victorias y 224 podios desde que debutó en el circuito malasio de Shah Alam, en 1996.

Rossi se frota las manos ahora porque el campeonato del mundo inicia dentro de dos semanas su periplo europeo y llegan circuitos talismán para él como Jerez, Mugello o Montmeló, donde ha conseguido siete victorias en la clase reina en cada uno de ellos. “Llegamos a Europa y ahora viene una parte del calendario que me gusta mucho; el Mundial auténtico. Hasta octubre tenemos muchas pistas que amo y me gustan, y en las que hay que seguir trabajando duro y ser competitivo los domingos”, concluyó el italiano tras recibir los elogios de pilotos como Márquez o Lorenzo.

“Valentino demuestra que MotoGP es un campeonato que se puede ganar con regularidad, terminando siempre en el podio. Márquez cometió un error en Argentina y Viñales lo cometió aquí. Siempre he dicho que Rossi es un gran ejemplo para todos. Con 38 años siempre sigue trabajando al máximo, sigue sin tirar la toalla y al final, pues es el líder del Mundial”, concedió el piloto español de Ducati, que finalizó en la novena posición en Austin.

“El líder del campeonato del mundo es Valentino, que posiblemente no hizo una gran pretemporada pero que se ha mostrado como el piloto más consistente en las tres carreras que llevamos disputadas. Eso se merece un gran respeto”, valoró Márquez, que gracias a su victoria en su circuito fetiche se engancha a la pelea por el título.