Marc Márquez celebra su victoria en Austin.

Marc Márquez celebra su victoria en Austin. EFE

MotoGP

Marc Márquez sigue siendo el rey de Austin

Suma su quinta victoria consecutiva en el trazado texano por delante de Rossi, que pasa a liderar la general de MotoGP con seis puntos sobre Maverick, que se cayó en la segunda vuelta.

Noticias relacionadas

Para Marc Márquez era primordial una victoria en el trazado texano por dos razones fundamentales. Necesitaba ganar para frenar el empuje de Maverick Viñales, que atesoraba dos triunfos consecutivos en las dos primeras carreras de la temporada, mientras que él todavía no había conseguido subir al podio. Por otra parte, no podía consentir que alguien le destronara en su circuito fetiche, que no conoce otro ganador que él desde que la pista estadounidense debutara en el calendario mundialista en 2013.

Marc Márquez ha demostrado que sigue siendo el rey de Austin al sumar su quinta victoria consecutiva en el circuito de Las Américas, en una carrera en la que tuvo que luchar contra su compañero de equipo y en la que Viñales, con el que se espera un gran duelo tras el ritmo mostrado por ambos, se fue al suelo antes de completar el segundo giro. Un triunfo de honor para el piloto del equipo Repsol Honda, que pasa a la tercera posición de una clasificación general liderada por Valentino Rossi, que finalizó segundo.

Márquez se vio sorprendido en la salida por Pedrosa que, desde la cuarta plaza de la parrilla, afrontó la primera curva en la primera posición. Por detrás de ellos dos, Rossi se situó tercero mientras que su compañero de equipo cayó hasta la quinta posición. Maverick pasó a ser cuarto antes de completar el primer giro tras superar a un Lorenzo que comienza a mostrar síntomas de mejora aunque todavía le cuesta mucho la entrada en la curva.

Fue en el segundo giro cuando llegó la sorpresa porque el piloto español de Yamaha se fue al suelo en la curva 18, un rápido viraje de derechas que le costó un cero en su cuenta personal y perder el liderato de MotoGP.


Mientras Pedrosa y Márquez cobraban distancia, el combativo Zarco se las tenía tiesas con Rossi en la pelea por la tercera posición. El piloto francés trató de superar a Il Dottore por dentro, pero éste contactó con él y se fue fuera de la pista. La maniobra fue sancionada por Dirección de Carrera con tres décimas para el italiano que no influyeron en el resultado final de la prueba.

Con Pedrosa en cabeza, comenzaron los ataques de Márquez en la octava vuelta y una después se consumaron cuando el vigente campeón del mundo de MotoGP superó a su compañero de equipo por el interior del décimo viraje. Fue entonces cuando apretó los dientes y, vuelta a vuelta, comenzó a cobrar ventaja sobre Pedrosa para sumar su quinta victoria consecutiva mientras Rossi, a falta de dos giros para el final, adelantó a un Pedrosa que no pudo oponer resistencia.


La victoria de Márquez y la segunda posición de Rossi pasan a apretar una general en la que manda Il Dottore con seis puntos de renta sobre Maverick y 18 sobre Márquez antes de llegar a Jerez, dentro de dos semanas.