Marc Márquez este sábado en el circuito de Austin.

Marc Márquez este sábado en el circuito de Austin. PAUL BUCK EFE

MotoGP

Marc Márquez sigue siendo el rey de las poles en Austin

Consigue su quinta ‘pole’ consecutiva en el trazado texano por delante de Maverick y Rossi, que molestó a su compañero de equipo.

Noticias relacionadas

No ha empezado la temporada de la mejor forma posible porque, tras dos carreras, todavía no ha conseguido subir al podio y 37 puntos le distancian del liderato de Maverick Viñales. La sonrisa se había borrado de su rostro, pero ha vuelto a florecer en Austin pese a las dos caídas protagonizadas en la tercera sesión libre de entrenamientos del Gran Premio de Las Américas. Marc Márquez tiene la oportunidad de enmendar los errores en su circuito talismán y frenar el empuje del piloto español de Yamaha. Una última vuelta estratosférica (2:02.741) en la sesión de clasificación le llevó a hacerse con su quinta pole consecutiva en la pista texana por delante de los dos pilotos de Yamaha.

“Me siento bastante bien para la carrera”, lanzó amenazante el piloto del equipo Repsol Honda después de marcar el mejor crono en un último giro en el que se encontró por delante de él a Valentino Rossi en el último sector del trazado y tras arrebatarle el mejor tiempo a Maverick Viñales (2:02.871, a 130 milésimas).

Maverick Viñales en Austin.

Maverick Viñales en Austin. PAUL BUCK EFE

El piloto español de Yamaha apretó los dientes en busca de la pole, pero en su segunda vuelta lanzada se vio perjudicado por su compañero de equipo. Rossi, visiblemente más lento y en la trayectoria buena, ni se dio cuenta de que molestó a Maverick, aunque después le pidió disculpas en el parque cerrado.

“Por supuesto que quería la pole, pero estoy contento porque estoy llevando la moto al límite”, concedió el líder de MotoGP, que este domingo se tendrá que emplear a fondo para conseguir su tercera victoria consecutiva de la temporada. Desde la segunda fila de la parrilla de salida partirán Pedrosa, Zarco y Lorenzo, que tuvo que pasar por la repesca pero que muestra síntomas de mejoría con su Ducati GP17.