Márquez, durante la presentación de 'De Cervera a Tokio'.

Márquez, durante la presentación de 'De Cervera a Tokio'. Movistar

MotoGP

Márquez trabaja en el gimnasio para reforzar sus hombros

Al piloto español, que se volvió a dislocar la articulación el pasado sábado, le han recomendado no pasar por el quirófano pese a lo recurrente de su lesión.

Cuando el próximo día 26 arranque la temporada 2017 del campeonato del mundo de MotoGP, por primera vez Movistar emitirá en exclusiva los 18 grandes premios del calendario. “Estamos hablando con otros canales en abierto, pero en este momento será sólo aquí y en exclusividad. Hay conversaciones con otros operadores porque por ley estamos obligados a dar el 50% de los contendidos Premium. Hay posibilidad de que lo dé otro operador”, afirmó Álex Martínez Roig, el director de contenidos de la cadena de pago, en referencia a Vodafone durante la presentación de la nueva programación en los cines Phenomena Experience de Barcelona, donde se estrenó De Cervera a Tokio, un documental de 80 minutos en el que se narra el camino de Marc Márquez hacia su último título de campeón del mundo de MotoGP logrado en 2016 y que comienza con unas imágenes del piloto caminando entre la niebla por las calles de su pueblo.

“Seguimos perdiendo mucho en aceleración”, es la frase más repetida por el vigente campeón del mundo de MotoGP a lo largo de un documental en el que se analiza los puntos de vista tan antagónico entre la parte japonés del equipo y el grupo latino integrado por los mecánicos de Márquez. “Donde no hay disciplina, no hay victoria”, afirma con contundencia Shinichi Kokubu, director técnico de HRC, mientras que en el box del piloto español resuenan las risas desde primera hora de la mañana. Dos mundos tan diferentes que han aprendido a compenetrarse y a trabajar en equipo hasta conseguir el cetro de campeones tras una temporada llena de complicaciones técnicas.

Ernest Riveras, junto a Marc Márquez.

Ernest Riveras, junto a Marc Márquez. Movistar

La pretemporada 2017 parece haber comenzado mejor que la pasada, aunque el piloto español se dislocó el hombro derecho el pasado sábado durante una jornada de test en el circuito de Jerez. “Estaba yendo demasiado tranquila la pretemporada [risas]. Esta vez se me dislocó el hombro bueno, el derecho. La lesión se está recuperándose bastante rápido y creo que al test de Qatar [los próximos días 10, 11 y 12] llegaremos casi al 100% porque, ahora mismo, ya estoy para ir en moto. Sólo fue un susto, un toque de atención. Quizá sea la pretemporada que me he caído menos, pero para una que me caigo y me ha tocado pillar”, valoró Márquez, al que los médicos le han recomendado no pasar por el quirófano pese a lo recurrente de su lesión.

Este invierno estuvimos valorando la posibilidad de operarme el hombro izquierdo, que es el malo, aunque esta vez se me ha salido el derecho. Los especialistas médicos me dijeron que aún no estaba para operarlo, que tenía que reforzarlo en el gimnasio y eso es lo que estoy haciendo”, concedió el vigente campeón del mundo de MotoGP, quien explicó que la caída en Jerez se produjo a 200 km/h y, al rodar por la grava, el hombro derecho se le enganchó en una de las volteretas.