Jorge Lorenzo traza un viraje, en el circuito de Phillip Island.

Jorge Lorenzo traza un viraje, en el circuito de Phillip Island. Ducati

MotoGP

El tiempo apremia a Lorenzo

“No tengo la confianza para entrar rápido en las curvas y después abrir el gas”, desvela el piloto español, que con la Ducati GP17 no puede explotar su mayor virtud.

En poco más de un mes las luces se encenderán en el circuito qatarí de Losail para dar inicio a la temporada 2017, el próximo 26 de marzo. Una campaña en la que Ducati, después de conseguir dos victorias el pasado curso, aspira a logros mayores tras hacerse con los servicios de Jorge Lorenzo.

La fecha del arranque de la campaña se acerca y el tiempo apremia al piloto español, todavía muy lejos de los tiempos de cabeza porque en la segunda jornada de entrenamientos en Phillip Island, y pese a mejorar seis décimas su tiempo del primer día, terminó decimoquinto (1:30.197), a 1.350 del mejor tiempo marcado por Maverick Viñales (1:28.847) y como quinto piloto de Ducati.

Lorenzo sabe que se le escapan las décimas de segundo en las curvas, sobre todo en las rápidas, porque no es capaz de explotar su mayor virtud: el paso por curva. “La situación no está controlada y estamos muy lejos de Maverick. No tengo la confianza para entrar rápido en las curvas y después abrir el gas. Hemos probado algún cambio, pero no hemos experimentado una gran mejora. Creo que hay algo que todavía no entendemos y que falta en la moto”, razona el piloto español, que ha puesto sus ojos en otro piloto español para tratar de avanzar.

La progresión de Álvaro Bautista ha sido espectacular desde que el pasado mes de noviembre se subió por primera vez a su Ducati Desmosedici de la pasada temporada. Si en los tres días de test en Sepang finalizó en la séptima posición, hoy ha sido el cuarto piloto más rápido (1:29.411), a 0.564 de Viñales.

“Se ha adaptado muy bien y en algunas curvas va muchísimo más rápido que yo, a pesar de ir en una moto que teóricamente es inferior. Hay que estudiarlo todo bien. Tenemos todos los datos de todas las Ducati y eso es lo positivo para ver qué configuración de electrónica y de motor tienen ellos”, explica Lorenzo antes de enfrentarse a la última jornada en el circuito australiano. Después, sólo le quedarán tres días más de entrenamientos de pretemporada en Losail (10, 11 y 12 de marzo) antes de enfrentarse al reto de proclamarse campeón del mundo de MotoGP con Ducati.