Maverick Viñales se descuelga de su M1, durante la última jornada en Sepang.

Maverick Viñales se descuelga de su M1, durante la última jornada en Sepang. MotoGP

MotoGP

Maverick Viñales ya brilla y es el más rápido en Sepang

En Yamaha alaban su capacidad de decisión durante los entrenamientos. “Los años en Suzuki me sirvieron para aprender a escoger las cosas rápidamente”, concede el piloto español. 

Elena Isardo

La capacidad de decisión de Maverick Viñales, que se marcha de Sepang como el piloto más rápido (1:59.368) después de tres días de test, ha dejado perplejos a los técnicos de Yamaha porque el piloto español siempre tiene claro lo que quiere. “Nunca divaga a la hora de dar un juicio sobre cualquier pieza que ha probado. Dice que le gustaba o que no le gusta. Digamos que tiene mucha seguridad”, asegura Massimo Meregalli, team director de equipo Movistar Yamaha, después de que el español se haya convertido en el nuevo compañero de equipo de Valentino Rossi en la temporada que arranca el próximo 26 de marzo en el circuito qatarí de Losail.

El piloto de Roses (Girona) tiene tan claro lo que quiere que, durante la presentación del equipo Movistar Yamaha hace dos semanas, no le tembló la voz al afirmar que su objetivo era el título de campeón. “Está preparado para luchar por el campeonato y desde el primer momento va a ser un candidato al título. Viñales ha sido el primero y no lo ha hecho nada mal; ha ido muy fuerte y ha hecho un tiempazo”, añadió Il Dottore, sexto al final de los tres días y a 0.221 del crono marcado por su compañero.

Para Maverick Viñales, que afronta su tercera campaña en MotoGP, sus dos temporadas en Suzuki fueron un máster intensivo que culminó con su victoria en Silverstone el pasado curso, en el que también consiguió cuatro podios y finalizó en la cuarta plaza de la general. “Los años que estuve en Suzuki, al final, me sirvieron para aprender a escoger las cosas rápidamente porque teníamos muchas cosas que probar en un mismo fin de semana de carreras y no había tiempo para perder. He aprendido bien y rápidamente veo si una cosa va o no va. Una pieza tan grande como un chasis hay que probarla muy bien, pero piezas pequeñas no hay que probarlas tanto”, concede el piloto español, quien destaca la tracción de su YZR-M1: “Desde primera a la última vuelta de la goma hay muy poca diferencia, eso te permite hacer un muy buen ritmo porque no te baja. Es muy importante de cara a las carreras para poder dar en las últimas vueltas un último paso y tener aún agarre con la moto”.

Concluidas las tres jornadas de entrenamientos en Sepang, dentro de dos semanas la pretemporada de MotoGP seguirá su desarrollo en el circuito australiano de Phillip Island. Una pista, la favorita del piloto español, donde la pasada pretemporada fue el más rápido. “Quiero ver si la Yamaha es una buena moto también para Phillips Island. Es una pista muy peculiar porque cuando cambia el tiempo o la temperatura baja 10 grados todo se complica. Es un circuito que me encanta y voy a divertirme. Vamos a prepararnos a tope para la primera carrera, que es el objetivo”, concluyó Maverick, al que todavía le falta por elegir el chasis definitivo para afrontar la temporada de su debut en Yamaha.