Motos

Yamaha YZF-R6 2017: renovación con aspecto de Moto GP

Yamaha no quiere dejar que el segmento de las motor Supersport decaiga, y por eso anima el mercado presentando la nueva generación de la Yamaha YZF-R6 2017. Durante muchos años esta moto deportiva de 600 cc ha sido el referente en lo que ha prestaciones en circuito se refiere, y ahora en la marca de los diapasones le han introducido serias actualizaciones fruto de la experiencia acumulada. 

En la YZF-R6 nos encontramos con un diseño muy parecido al de la YZF-R1, que se inspira a su vez en la Yamaha YZR-M1 de MotoGP. Cuenta con elementos como unas ópticas muy bien integradas en el frontal, un carenado algo distinto y una pantalla más aerodinámica. También lleva LED en los intermitentes que van integrados en los retrovisores y un colín muy simillar al de la R1. EL escape presenta ese diseño a pesar de ser de titanio para cumplir la normativa Euro 4.

Por ahora Yamaha no ha desvelado ciertos detalles de sus prestaciones, por lo que no se sabe que rendimiento tienen los 599 cc del motor tetracilíndrico de cuatro tiempos y refrigeración líquida, pero no debería andar lejos de los 130 CV. Por otro lado cuenta con una nueva horquilla que deriva de la nueva R1 de 43 mm y frenos de disco delanteros de 320 mm y 4 pistones. 

Pero su apartado más interesante es la electrónica, donde la Yamaha YZF-R6 se pone ald ia con elementos como el cambio rápido QSS que permite subir de marchas sin usar el embrague, el acelerador controlado por circuito integrado YCC-T y el control de tracción con seis posiciones regulable con los mandos de los puños. 

Su aspecto afilado y ligero no son simple apariencia, ya que han logrado mantener un peso en orden de marcha de tan solo 190 kilos, gracias al depósito de combustible de 17 litros de capacidad fabricado en aluminio, el escape de titanio y el subchasis trasero en magnesio. 

La YZF-R6 cuenta con una posición de conducción algo deferente, ya que su zona central presenta un acabado más compacto y por lo tanto se llega más fácil con los pies al suelo. Por otro lado la altura del asiento con respecto al suelo sigue siendo de 850 mm, lo cual indica su nivel de destreza necesario para llevarla sin preocupaciones. 

Yamaha vuelve a apostar fuerte por un segmento que tantas alegrías le dio en el pasado. Si te ha encandilado podrás hacerte con ella en abril de 2017 cuando llegue al mercado, estando disponible con los colores Race Blue y Tech Black, con un precio para esta máquina del circuito de 15.849 euros.