Fernando Alonso, en el circuito de Canadá.

Fernando Alonso, en el circuito de Canadá. EFE

F1

Fernando Alonso, séptimo en los primeros entrenamientos libres en Canadá

  • Carlos Sainz terminó octavo en la primera puesta de contacto con el circuito Gilles Villeneuve de Montreal.
  • Verstappen fue el más rápido, seguido por Hamilton y Ricciardo.

El piloto holandés Max Verstappen (Red Bull) fue el más rápido en los primeros entrenamientos libres del Gran Premio de Canadá, por delante del británico Lewis Hamilton (Mercedes) y el australiano Daniel Ricciardo (Red Bull).

El tiempo de 1:13.302 de Verstappen, criticado durante este inicio de temporada por sus riesgos que le han costado varios choques en las primeras carreras, fue el más veloz de la primera sesión matinal en el circuito Gilles Villeneuve de Montreal, en una sesión soleada disputada con 20 grados centígrados, 35 en la pista.

Tras ellos se situaron los registros del alemán Sebastian Vettel (Ferrari), el finlandés Valtteri Bottas (Mercedes), su compatriota Kimi Raikkonen (Ferrari) y los españoles Fernando Alonso (McLaren-Renault) y Carlos Sainz (Renault), séptimo y octavo, respectivamente.

El inicio de la sesión fue relajado, demasiado incluso, ya que hasta que pasaron los primeros 18 minutos no se produjo una vuelta rápida, la del ruso Sergey Sirotkin (Williams), cuyo registro se veía en solitario en la tabla de tiempos del circuito, que también había probado el canadiense Nicholas Latifi, a los mandos del Force India del mexicano Sergio Pérez en esta sesión.

El primero de los favoritos en poner un registro fue Ricciardo, seguido por Alonso que utilizaba el neumático hiperblando -el más veloz, pero también el menos duradero- a diferencia del resto de monoplazas que montaban compuestos más duros, menos veloces.

Cuando se alcanzaba la primera media hora, el Renault del alemán Nico Hülkenberg se quedaba parado en una recta entre las curvas 11 y 12. El compañero del español Carlos Sainz no lograba arrancar su coche debido a problemas en la caja de cambios, que llevaban a detener la sesión.

Ante la imposibilidad de arrancar el monoplaza, tenía que ser la grúa del circuito la que entrara a por el coche número 27 de Renault, mientras Hülkenberg se levantaba resignado sin más opciones de rodar en estos entrenamientos. Diez minutos después, se reanudó la sesión.

Los pilotos de Mercedes, primero Bottas y luego Hamilton, se colocaron en la cima de la tabla de tiempos, con un mejor tiempo de 1:13.967, ambos con el neumático blando, lo que les daba un amplio margen de mejora de su tiempo.

Superado el ecuador de la sesión, Verstappen se puso al mando con un tiempo de 1:13.302, en una carrera complicada para él por las críticas por los accidentes que su estilo agresivo ha generado durante este inicio de temporada, de las que dijo este jueves que está "harto" y no va a cambiar.

El tiempo del holandés fue definitivo hasta el final, en una sesión que se cerró con incidentes, un trompo del piloto sueco Marcus Ericsson (Sauber) en la curva 8, y una salida de pista de Sirotkin con golpe en la parte posterior del coche, ambos afortunadamente sin consecuencias.