Fernando Alonso en el pasado Gran Premio de China.

Fernando Alonso en el pasado Gran Premio de China. DIEGO AZUBEL EFE

F1

Primer paso de Fernando Alonso para dejar la F1: correrá las 500 millas de Indianápolis en vez del Gran Premio de Mónaco

El piloto ha llegado a un acuerdo con McLaren para disputar la mítica prueba en lugar de una de las carreras más emblemáticas del Gran Circo.

Fernando Alonso correrá las 500 millas de Indianápolis en lugar del Gran Premio de Mónaco de Fórmula Uno esta temporada. El español ha llegado a un acuerdo con McLaren, como ha confirmado la propia escudería, para disputar esta prueba, una de las más famosas y prestigiosas del mundo del automovilismo. Por lo tanto, faltará a su habitual cita con Montecarlo, uno de sus circuitos fetiche, para correr el 28 de mayo en Estados Unidos. Su participación en el evento cuenta con el beneplácito total de McLaren, que anunció la decisión a través de sus redes sociales y de un comunicado oficial. Al coincidir con Mónaco, Alonso no podrá rodar en uno de sus circuitos fetiche.

38 años después de su última presencia en Indianápolis, McLaren vuelve a disputar las 500 millas con un representante de lujo y motivos de peso para que su piloto estrella se pierda una carrera en Fórmula Uno. El Andretti Autosport Team, comandado por los Andretti (padre e hijo, ambos excampeones del mundo de F1), tendrá a Alonso como piloto de un monoplaza con motor Honda 2.2 litros Turbocompresor V6, limitado a 12.000 revoluciones por minuto.

"Estoy tremendamente excitado por correr las 500 millas este año", declara Alonso en el comunicado oficial de McLaren. "Nunca he conducido un IndyCar antes, ni un super-speedway, pero tengo la confianza de que voy a adaptarme rápido", añade, destacando la "gran precisión" que se necesita para correr "a más de 350 kilómetros por hora".

Además de "lamentar" su ausencia en el Gran Premio de Mónaco de este año, Alonso deja bien claro que esta carrera será "la única que me perderé", reiterando que "estaré de vuelta en el Gran Premio de Canadá, a principios de junio". Justo después de rodar en Montmeló con motivo del Gran Premio de España, el asturiano volará a Indianápolis para "recorrer un gran número de millas cada día" desde el 15 de mayo.

Alonso está "orgulloso" de correr las 500 millas con el Andretti Autosport, intentando que "el conocimiento y el saber experto" del equipo que le acogerá en Indianápolis le sirva para recopilar la máxima información posible y aprender cuanto antes las vicisitudes de esta prueba.

La ilusión del piloto español es "ganar la Triple Corona: el Gran Premio de Mónaco (ya lo conquistó en su momento), las 500 millas de Indianápolis y las 24 horas de Le Mans". Como él mismo recuerda en su comunicado, "sólo lo ha conseguido un piloto en la historia del automovilismo: Graham Hill". "Es un reto duro, pero estoy preparado. No sé cuándo correré en Le Mans, pero algún día lo intentaré. Sólo tengo 35 años: tengo un montón de tiempo para eso", sentencia Alonso.

¿Un as en la manga de McLaren?

Con esta decisión, vuelven a alimentarse los rumores sobre el incierto futuro de Alonso en el Gran Circo y, sobre todo, en su actual equipo, con el que acaba contrato a final de temporada. Este movimiento, sin precedentes y totalmente inesperado, parece una forma de contentar al asturiano ante las malas perspectivas del curso en Fórmula Uno. Podría servir para ganar tiempo e intentar convencer al bicampeón del mundo de que finalmente se quede en Woking. Más si cabe con una actuación destacada de equipo y piloto en tierras estadounidenses: el primer y único objetivo por el que se emprende esta aventura.

Con Jenson Button como más que probable sustituto de Alonso en Mónaco, según ha podido saber EL ESPAÑOL, las reuniones secretas entre todas las partes implicadas para que McLaren volviese a las 500 millas de Indianápolis han desembocado en esta impactante noticia. El equipo ya conquistó la prueba en 1974 y 1976 con Johnny Rutherford. Mark Donohue la ganó también con un chasis de la marca británica en 1972.

De hecho, el director ejecutivo de McLaren, Zak Brown, no ha dudado en dejar claro que "nuestro coche tendrá el aspecto de aquel color papaya que hizo famoso nuestro fundador", el mismo que consiguió las dos victorias reseñadas anteriormente. "¿Puede ganar Fernando las 500 millas? Bueno, no voy a ser tan tonto de hacer cualquier predicción precipitada, pero espero que esté en la pelea. Fijaos en esto: el equipo compitió para ganar la carrera el año pasado, usando el mismo motor de Honda, y él es el mejor piloto del mundo. Es una combinación bastante completa", asevera.

Por lo tanto, Alonso coge el testigo de Nigel Mansell, el último piloto que corrió en Fórmula Uno e Indianápolis en una misma temporada. Fue en 1994 con el equipo Newman/Haas Racing, después de cuatro Grandes Premios con Williams en el Gran Circo. Alonso habrá competido en cinco antes de viajar a Estados Unidos en busca de un nuevo reto para avivar su carrera.