Carlos Sainz durante la octava etapa del Dakar.

Carlos Sainz durante la octava etapa del Dakar. David Fernández EFE

Motor

Carlos Sainz sigue liderando el Dakar a pesar de la victoria de Peterhansel

Mantiene más de una hora de ventaja en la general sobre el piloto francés; Barreda pasa a ser quinto en motos. La carrera se reanuda el martes: la novena etapa ha sido suspendida por las lluvias.

El piloto francés Stéphane Peterhansel (Peugeot) ganó este domingo la octava etapa del Dakar 2018 y le recortó siete minutos al español Carlos Sainz (Peugeot), líder del rally, que todavía tiene una ventaja de más de una hora sobre su compañero de equipo, a falta de cinco etapas por disputarse.

Peterhansel completó los 498 kilómetros cronometrados de la etapa, la especial más larga de todo el rally, en cinco horas, 15 minutos y 18 segundos, mientras que Sainz quedó en la quinta posición, a siete minutos y 4 segundos más tarde.

El piloto galo salió al ataque este domingo a pesar de que su coche terminó muy dañado tras la séptima etapa disputada este sábado, en la que rompió una rueda al chocar contra una roca y perdió el liderato de la carrera en detrimento de Sainz, al demorarse casi dos horas en reparar los desperfectos.

Sainz, que partía primero este domingo y debía abrir pista, trató de no arriesgar ya que éste era el segundo día de la etapa maratón que comenzó el sábado, en la que los pilotos no podían recibir ayuda ni asistencia mecánica de sus equipos, a menos que fuera de otro piloto.

En segundo lugar de la etapa quedó el francés Cyril Despres (Peugeot), a 49 segundos; mientras que el catarí Nasser Al-Attiyah fue tercero, a 2 minutos y 12 segundos, por lo que mantiene la segunda posición de la clasificación general, por delante de Peterhansel.

Tras recorrer desde La Paz casi 1.000 kilómetros sin mantenimiento para sus vehículos, los pilotos podrán reparar al fin sus automóviles en Tupiza, a pesar de que el campamento tuvo que ser improvisado a lo largo de una carretera después de que el área que iba a albergarlo quedara inundada por las lluvias.

Los pilotos tendrán una tregua este lunes, ya que la organización del Dakar decidió suspender la novena etapa, entre Tupiza y Salta (Argentina), por lo que la competición no se retomará hasta el martes, cuando lleguen a la siempre temida zona de Catamarca.

Las razones aducidas para suspender la etapa, que tenía 755 kilómetros, de los que 242 eran cronometrados, son las incómodas condiciones para trabajar en el campamento de Tupiza y la previsión de climatología adversa durante el recorrido, lo que puede aumentar el caudal de los numerosos ríos que los competidores tenían que atravesar.

No obstante, la suspensión de la etapa coincide con una jornada de protestas sociales convocadas a nivel nacional en Bolivia, que pueden conllevar el bloqueo de carreteras, según medios locales.

Barreda, quinto en motos

El francés Antoine Meo (KTM) se se adjudicó, en motos, la octava etapa del Dakar 2018, entre Uyuni y Tupiza (Bolivia), en la que Joan Barreda (Honda) compitió lesionado, con una rodilla inflamada, tras una fuerte caída sufrida este sábado y cedió dos posiciones en la clasificación general.

Barreda en acción este domingo.

Barreda en acción este domingo. David Fernández EFE

Barreda, que tuvo que abrir pista al haber ganado la séptima etapa, terminó a 12 minutos de Meo, lo que le deja quinto en la general, a 8 minutos y un segundo del líder del rally, el francés Adrien Van Beveren (Yamaha), que hoy fue séptimo en la etapa. El argentino Kevin Benavides (Honda) terminó en la cuarta posición y presiona a Van Beveren, del que solo le separan 22 segundos en la general. La española Laia Sanz (KTM) firmó su mejor actuación hasta ahora en este Dakar al terminar en la novena posición del día, a 14 minutos y 15 segundos de Meo.

La etapa, de 585 kilómetros, tenía el tramo cronometrado más largo de todo el rally, con cerca de 500 kilómetros, a más de 3.700 metros de altura, y con pasos que llegaron a alcanzar los 4.800 metros sobre el nivel del mar.

Al llegar a Tupiza, los pilotos pudieron recibir asistencia por parte de sus equipos de mecánicos, tras haber recorrido casi 1.000 kilómetros sin mantenimiento desde La Paz, en las etapas 'maratón' de este sábado y de hoy domingo, en las que tenían prohibido recibir cualquier tipo de ayuda a no ser que fuera de otro competidor.

El campamento se encuentra todavía instalado parcialmente, con los camiones de asistencia alineados a los costados de una carretera a 20 kilómetros de Tupiza ya que el terreno previsto para acoger a la caravana del Dakar está con charcos y enlodado tras haber quedado inundado este sábado por fuertes lluvias. La novena etapa ha quedado suspendida.

Por tanto, los pilotos deberán recorrer los 797 kilómetros del trayecto hasta Salta sin que se cronometren los 373 kilómetros de especial que estaban previstos para esa etapa.