Bale se lamenta en el empate del Real Madrid ante el Levante.

Bale se lamenta en el empate del Real Madrid ante el Levante. REUTERS

1ª División TERCERA JORNADA DE LIGA

Una larga siesta condena al Madrid ante el Levante: empate que sabe a derrota

Los blancos fueron incapaces de ganar a un recién ascendido (1-1). Los de Zidane se enfrentaron a la realidad: dependencia del Cristiano goleador y ausencia de alternativas a un Benzema que acabó lesionado. Cuatro puntos perdidos en tres jornadas.

Madrid

La hora, en mitad de la comida y en el inicio de la siesta, el tiempo, más cercano ya al otoño que al verano, y el contexto, tras dos semanas de parón, hacían presagiar que a lo que se enfrentaba el Real Madrid este sábado no era un simple trámite como en la teoría podía parecer. El encuentro tenía todos los ingredientes para un sufrimiento en silencio como el que tuvieron los blancos ante el Levante. [Narración y estadísticas: Real Madrid - Levante]

Lo que hizo el Real Madrid fue echarse una gran siesta, salir al campo con dos marchas menos y dejar la sensación de que su pensamiento era aquel en el que los partidos se ganan por el nombre. La diferencia entre los blancos y el Levante es notable en todas las comparaciones que se quieran hacer, pero en este fútbol moderno se habrán perdido muchas cosas positivas, pero ya nadie gana ni por el presupuesto ni por su historia.

Cuando Lucas Vázquez empató en el minuto 36, el Madrid ya había jugado media hora al trantrán, totalmente desconectado. Eso le acabó persiguiendo durante todo el encuentro. El gol del Levante, de Ivi en el 14', mostró bien a un Madrid dormido, excesivamente lento, fuera de todo orden competitivo. Los de Muñiz deshicieron a la defensa blanca con muy poco. 

Recordó el encuentro al del año pasado, también por estas fechas, ante el Eibar. Un equipo menor que se adelanta en el Bernabéu y que acaba ahogando las ideas de Zidane (este sábado, por ejemplo, no cuajó Marcelo de extremo con Theo en el lateral). Aquello se encuadró en una serie de cuatro empates consecutivos. Ahora ya van dos. 

Este Madrid nuevo, con muchas ausencias (sin Keylor, Modric, Casemiro, Cristiano y Bale e Isco al inicio), dejó tres conclusiones claras: tantas modificaciones no le sientan bien, hay una dependencia del Cristiano goleador (sigue sancionado) y los blancos necesitan un '9' que no ficharon y dejaron escapar. Esta última ya se vio ante el Valencia y se acrecentó este sábado. Sin Morata y Mariano, dos figuras que la temporada pasada resolvieron estos duelos, se ha perdido muchísimo gol.

Marcelo, expulsado en el Madrid - Levante.

Marcelo, expulsado en el Madrid - Levante. REUTERS

Como tantas otras tardes, los de Zidane jugaron con su estatus, pero eso no siempre sale. Esta vez ni asediaron. Alguna acción aislada, más con un Bale con ganas pero sin acierto. El galés salió en el 28' por lesión de Benzema, dejando clara la falta de un '9', ya que no hay suplente del francés. Tuvo otra Asensio, con asistencia de Gareth, que también lo intentó de cabeza. Un remate al palo de Kroos en el descuento. Y poco más.

Entre tanto, el nombrado mejor árbitro de España desquició al Bernabéu con un arbitraje sibilino que terminó con roja directa a Marcelo. Hernández Hernández se tragó un posible penalti a Theo y una falta previa de Ramos en el gol de Lucas. El arbitraje, malo, como de costumbre en la liga española.

En tres jornadas, el Madrid ha perdido ya cuatro puntos (todos en su campo) y, aunque no sea alarmante, recupera esa tradición de empezar las Ligas por detrás, perdiendo vidas en los primeros partidos. Los dos pinchazos llegaron con la sanción de Cristiano, ahora más decisiva de lo que se podía pensar. 

Ficha Técnica

Real Madrid: Kiko Casilla, Carvajal, Sergio Ramos, Nacho, Marcelo, Marcos Llorente (Isco), Kroos, Lucas Vázquez (Kovacic), Theo Hernández, Marco Asensio y Benzema (Bale).

Levante: Raúl Fernández, Toño, Chema Rodríguez, Postigo, Iván López (Pedro López), Jason, Campaña, Pier, Lerma, Ivi (Samuel) y Álex Alegría (Boateng).

Goles: 0-1 Ivi (12'). 1-1 Lucas Vázquez (36').

Árbitro: Hernández Hernández (comité canario). Amonestó a Sergio Ramos y Carvajal (Real Madrid ) y Lerma, Alegría y Boateng (Levante). Expulsó a Marcelo.

Estadio Santiago Bernabéu. Tercera jornada de Liga. Mediodia frío en Madrid. 67.000 espectadores, lejos del lleno.