Guardiola, en un partido de esta temporada.

Guardiola, en un partido de esta temporada. REUTERS

Premier League

La hipocresía de Guardiola: critica los 46 millones por Vinicius pero ya ha gastado 300 en el City

Tras quejarse del fichaje del Real Madrid, pagó 80 millones por Bernardo Silva. Desde que se fue del Barça, es el segundo que más gasta en Europa, solo superado por el United.

Noticias relacionadas

Había acabado su peor temporada en los banquillos, la primera en la que no ganó títulos, y ya pensando en el siguiente año, a Pep Guardiola le preguntaron en Vicarage Road (el estadio del Watford, su último rival) por los fichajes que tendría que hacer para mejorar este primer año en el Manchester City que ha acabado en decepción.

"Fichar no es fácil. El Real Madrid ha comprado un jugador de 16 años por 46 millones de euros. Podéis imaginar cómo está el mercado", explicó el técnico catalán, que ya había dejado clara sus intenciones y por donde quería que fuera su mensaje. El Madrid, otra vez, gastando millones y millones. La injusticia del fútbol y de los ricos y los pobres.

Guardiola Fala Sobre Vinicius Junior Comprado pelo Real Madrid

El club blanco oficializó días después el fichaje del joven jugador brasileño Vinicius Junior, algo que le daba la razón a Guardiola, que en la misma rueda de prensa insistió en el fichaje madridista, dando a entender, sin decirlo, la locura que eso significaba y lo difícil que le ponía al City, y otros equipos, fichar en un mercado tan caro. 

Cinco días después de esa crítica, el Manchester City ha pagado 80 millones de euros (50 fijos más 30 variables) por Bernardo Silva, de 22 años, otro talento que ha completado un gran año con el Mónaco, siendo pilar fundamental en el equipo campeón de Francia y semifinalista de Champions.

Comparar a Silva con Vinicius sería injusto. Uno ya ha demostrado éxitos en Europa, el otro acaba de debutar con el primer equipo del Flamengo. Pero en el fondo está el discurso 'guardiolista', ese que se queja de una cosa para hacer lo mismo (con más dinero) días más tarde. Y la historia reciente, esa que refleja que los equipos de Guardiola han ido gastando dinero al mismo nivel (o superior) que sus principales rivales.

Bernardo Silva es el primer fichaje veraniego de un Guardiola que se ha 'cargado' ya, todo en un día, a Jesús Navas, Willy Caballero, Gael Clichy y Bacary Sagna. La reestructuación del Manchester City pasa, otra vez más, por el dinero. Lejos de la idea de cantera, no muy fructífera en el Etihad, al exentrenador del Barcelona no le queda otro remedio que recurrir a fichajes millonarios para ganar algo.

Guardiola, que tiene esa vitola de entrenador de cantera y descubridor de talentos, Guardiola se ha gastado 838,4 millones de euros y desde que salió del Barça, época en la que tuvo que reinventarse y demostrar que valía más allá de la que era su casa, ha desembolsado más dinero que equipos como Madrid o Barcelona: casi 500 millones pagó Guardiola en los últimos años, por los 468 del Real Madrid o los 441 del Barcelona. Solo le supera el United (con Moyes, Van Gaal y Mourinho) con 613,3 millones gastados desde el verano de 2013.

Guardiola.

Guardiola.

Pep desembolsó en su primer año en Inglaterra 213 millones de euros: 55,6 por Stones, 50 por Sané, 32 por Gabriel Jesús (tenía 19 años), 27 por Gündogan, 18 por Bravo, otros 18 por Nolito... Fue el equipo que peor balance económico en verano (comparación de ventas con fichajes) en toda la historia del fútbol. No ganó nada.

Antes, en el Bayern de Múnich, gastó 62 millones de euros en su primer año (en Gotze y Thiago Alcántara), 53,4 en su segunda temporada (Bernat, Reina, Benatia, Xabi Alonso) y 88,5 en su tercer y último año (Arturo Vidal, Douglas Costa y Kimmich). En total, Guardiola se gastó 203,9 millones en su etapa en Alemania, en la que nunca llegó a la final de la Champions. 

En Barcelona, y con la mejor hornada de jugadores de la cantera (muchos los descubrió él), se gastó un total de 341,5 millones de euros en sus cuatro años en el Camp Nou: 96 en su primer año, 113 en su segunda temporada, 72,5 en el tercero y 60 en el último. De todos ellos, solo funcionó verdaderamente bien Mascherano, Dani Alves y Piqué. En el recuerdo quedan fichajes tan ruinosos como Hleb (costó 17), Martín Cáceres (16,5), Henrique (8), Ibrahimovic (70), Chygrynskiy (25) o Keirrison (14).

Desde que salió del Barça, Guardiola abandonó la vieja idea que tanto promulgó en la ciudad Condal y se dedicó a confeccionar plantillas a base de talonario. Ahora, después de criticar al Madrid por fichar a un joven de 16 años por 46 millones de euros, él sacó la cartera (que no la cantera) y puso 80 por Bernardo Silva. Todos cambian. También Guardiola.