Unai Emery, en el banquillo del Allianz Arena de Múnich.

Unai Emery, en el banquillo del Allianz Arena de Múnich. REUTERS

Fútbol Internacional

Unai Emery se tambalea: el jeque le quiere fuera del PSG en enero

Tras dos derrotas consecutivas, ante el Estrasburgo en Ligue 1 y el Bayern en Champions, el entrenador español estaría al borde del despido. No le consideran válido para el reto de ganar en Europa.

Desde que llegó a París, Unai Emery siempre ha estado con ese runrún de entrenador de bajo perfil que sería incapaz de llevar a buen puerto el proyecto tan grande del PSG, el más caro de la historia del fútbol.

En su primer año, todavía sin jugadores tan importantes y mediáticos como Mbappé y Neymar pero sí con un equipo de gran nivel, perdió la liga francesa ante el Mónaco, rompiendo cuatros años consecutivos de dominio del club parisino, y, sobre todo, el mayúsculo fracaso al caer por 6-1 en el Camp Nou tras haber ganado en la ida por 4-0.

Aún así, el conjunto francés, en la figura de su propietario, el jeque Nasser Al-Khelaifi, confió en Emery para seguir en el banquillo y ser el responsable de dirigir un proyecto todavía más potente con egos a los que había que ir mimando. El español, que fue fichado en su momento por su gran eficacia en las eliminatorias europeas, tuvo el apoyo de la directiva, pero toda paciencia se agota.

Tras dos derrotas consecutivas, la primera ante el Estrasburgo en Ligue 1 y la segunda en Múnich ante el Bayern en Champions, las alarmas se han encendido en París. Según informa este jueves L'Equipe, Al-Khelaifi se habría cansado de Emery y ya le estaría buscando sustituto en el próximo mes de enero. "Estoy muy decepcionado por el resultado, pero también por el juego, sobre todo en la primera parte", aseguró el jeque a los periodistas.

A pesar de que en la liga francesa es líder, el propietario del equipo francés no estaría contento con el devenir del PSG en Champions. Bien es verdad que ganó por 3-0 al Bayern en el Parque de los Príncipes, pero este martes cayó por 3-1 en el Allianz Arena, con una considerable diferencia en los alemanes: su entrenador es ahora Jupp Heynckes y no Carlo Ancelotti, que estuvo en la ida.

El PSG ha pasado de solo recibir diez goles en liga y uno en Champions a encajar cinco tantos en dos partidos, dos ante el Estrasburgo, que era un recién ascendido, y tres ante el Bayern de Múnich. A pesar de ello, es líder sólido en la Ligue 1 y ha pasado como primero de grupo en Champions.

Esta temporada, a Emery no le han dado ni un solo minuto de tranquilidad. Los duelos entre Neymar y Cavani, la aparición del siempre controvertido Dani Alves, la gestión de los lanzamientos de penaltis y faltas... Todo suma en un momento en el que el PSG sufre una crisis que con las altas expectativas que tiene el equipo francés parece amenazar el puesto del técnico español.