Piqué, en el momento de su expulsión.

Piqué, en el momento de su expulsión. REUTERS

Champions League NO ESTÁ SIENDO SU MEJOR AÑO

Piqué, expulsado ante el Olympiacos como resumen a un mal inicio de temporada

El central catalán vio dos amarillas en el primer tiempo del partido de Champions. Su inicio de curso está siendo muy discutible.

Más protagonista por sus movimientos y declaraciones políticas, su inicio de temporada estaba siendo muy pobre. A Gerard Piqué se le daba mejor todo aquello que estaba relacionado fuera del campo y no dentro y este miércoles volvió a demostrar su mal momento. Fue expulsado ante el Olympiacos por dos jugadas absurdas. Primera vez que le sacan la roja en Champions. Décima en toda su carrera.

Nada más comenzar el partido, un agarrón claro en una jugada rápida le había costado la primera tarjeta. Fue otra de esas acciones en las que se ve la bajada de nivel del central catalán. Muchos delanteros se le van ya tanto en carrera como en el regate. Lo hicieron otros rivales antes en otros partidos, aunque generalmente sus fallos en defensa acababan olvidados porque no costaban nada.

Esta vez sí. Ahí vio la primera amarilla que 'ayudaría' a su posterior expulsión. Piqué vio la roja al rematar con la mano un centro de Deulofeu que le dejaba solo en línea de gol. Solo había que empujar el balón, pero el culé lo hizo con la mano. El colegiado escocés William Collum lo vio claro y no dudo. Era la segunda tarjeta y era expulsión.

Protestó Piqué, pero no le quedó otra que abandonar un Camp Nou otra vez político, aunque en esta ocasión más moderado, principalmente por el poco público que fue debido a una potente y continuada lluvia que cayó toda la noche en Barcelona.

La roja a Piqué es la primera que ve el Barcelona desde abril (ante el Málaga, donde fue expulsado Neymar) y en Champions llevaba un año exacto (19 de octubre de 2016) sin jugar con 10, cuando fue expulsado Mathieu ante el Manchester City.