Los jugadores de Inglaterra celebrando un gol

Los jugadores de Inglaterra celebrando un gol Reuters

Fútbol Ucrania 0-4 Inglaterra

Inglaterra sueña con 'su Eurocopa' y mete miedo con una goleada a Ucrania

Kane volvió a marcar para llegar a las semifinales. La segunda parte se resumió en una goleada de Inglaterra a una pobre Ucrania.

3 julio, 2021 22:50

Goleada de Inglaterra a una Ucrania que pudo merecer más en la primera mitad. Harry Kane marcó un doblete y firmó su mejor partido en lo que va de Eurocopa. La Ucrania de Shevchenko dice adiós al torneo con una buena imagen, pero con un tramo final de partido muy débil. [Narración y estadísticas: Ucrania 0-4 Inglaterra]

Los de Southgate sabían desde el inicio del torneo que tenían que lidiar con el cartel de una de las favoritas. Primero por plantilla. Segundo por ganas. Tercero, y más importante, por ser la sede principal de un torneo distribuido por todo el continente. Desde el inicio dieron la cara y evitaron sorpresas, aunque sin despuntar demasiado con su estilo de juego. Y fieles a esa táctica de pegada arriba y dureza en defensa, los ingleses han conseguido llegar a las semifinales de su Eurocopa.

El encuentro ante Ucrania, por simple potencial, ya estaba desnivelado. Sin embargo, en el banquillo de Shevchenko soñaban con dar la campanada en el último partido de cuartos. Los ingleses apostaron por la velocidad de Sterling y en el minuto cinco aventuraron una goleada. Harry Kane recibió un pase en profundidad del jugador del City y, tirándose al suelo, logro rematar para obtener el primer tanto. Los peores presagios llegaban a la plantilla ucraniana.

Kane peleando un balón con Shaparenko en el Ucrania - Inglaterra

Kane peleando un balón con Shaparenko en el Ucrania - Inglaterra Reuters

Pero todo fue un espejismo, pues los de Southgate repudiaron el balón y optaron por defender ante una Ucrania valiente con el esférico. La táctica estaba clara: una contra podía romperlo todo. Los ucranianos apretaron con sus llegadas por banda, pero las limitaciones para crear peligro eran imposibles de superar. Yaremchuk, en una buena contra, puso en apuros a Pickford en una ocasión que quedó como una anécdota.

La pegada era la pegada. Sterling buscaba romper el muro ucraniano y Harry Kane probaba suerte de cabeza. No llegaba el 0-2 y esa idea de goleada parecía alejarse a cada instante. Y más cuando Zinchenko y Yarmolenko probaban suerte a la carrera, aunque esa chispa que tiene Sterling la echaban en falta ellos. Sufriendo, pero con el marcador intacto desde el 0-1, se retiraron ambos a vestuarios.

A Wembley con goleada

La Ucrania luchadora de la primera parte se convirtió en polvo nada más comenzar la segunda. El primer tanto de Inglaterra, como si de un guion se tratara, volvió a ser sin pestañear. Maguire en el 46' puso el 0-2 y acabó con las esperanzas del rival. Las semifinales estaban designadas para el equipo inglés. En el 50', con los de Southgate completamente desatados en ataque, Harry Kaney hizo el tercero. Su doblete particular, su mejor encuentro hasta el momento, y matando un partido que se había atascado.

Ucrania perdió su identidad y se dejó dominar por Sterling y compañía. Henderson, en el 63', remató solo en un córner y puso de cabeza el 0-4 definitivo. La única duda que quedaba era si habría o no manita. Incluso el árbitro, pese a los goles, evitó poner tiempo extra para finiquitar los cuartos en el 90. Inglaterra aspira al título de la Eurocopa y se jugará un puesto en la final ante Dinamarca en Wembley.

Ucrania 0-4 Inglaterra

Ucrania: Bushchan; Zabarnyi, Kryvtsov (Tsygankov, 36'), Matviyenko; Karavaev, Sydorchuk (Makarenko, 64'), Shaparenko, Zinchenko, Mykolenko; Yarmolenko, Yaremchuk.



Inglaterra: Pickford; Walker, Stones, Maguire, Shaw (Trippier, 65'); Phillips (Bellingham, 65'), Rice (Henderson, 57'); Sancho, Mount, Sterling (Rashford, 65'); Kane (Calvert-Lewin, 73').



Goles: 0-1, 4' Kane; 0-2, 47' Maguire; 0-3, 49' Kane; 0-4, 63' Henderson.



Árbitro: Felix Brych (ALE). No hubo amonestaciones.



Incidencias: Partido correspondiente a los cuartos de final de la Eurocopa disputado en el estadio Olímpico de Roma ante cerca de 11.880 espectadores.