Diego Costa y Simeone hablan en un momento del partido entre el Valladolid y el Atlético de Madrid

Diego Costa y Simeone hablan en un momento del partido entre el Valladolid y el Atlético de Madrid EFE

Fútbol VALLADOLID 0-0 ATLÉTICO DE MADRID

El Valladolid perdona y el Atlético de Madrid vuelve a empatar

Sandro falló un penalti para el conjunto pucelano en la primera parte y los de Simeone se quedan a tres puntos del Real Madrid (0-0). 

El Atlético de Madrid visitaba el José Zorrilla con la obligación de ganar tras la victoria del Real Madrid ante el Granada. El equipo de Simeone empató ante el equipo blanco en el último partido liguero y venía de ganar al Lokomotiv en Moscú en la Champions League. Por su parte, el Valladolid buscaba los primeros tres puntos ante su afición. [Narración y estadísticas: Valladolid 0-0 Atlético de Madrid]

Fue un partido con mucha intensidad por parte de ambos equipos. El conjunto local falló un penalti en la primera marte y el Atlético de Madrid fue mejor en la segunda. Correa tuvo la ocasión más clara, pero su disparo se marchó al palo. 

Sandro y su mala suerte con el gol

El Real Valladolid y el Atlético de Madrid firmaron una primera parte con muy pocas ocasiones, en la que Sandro siguió con su mala suerte de cara al gol -no ve puerta desde hace casi dos años- al errar el penalti señalado por una caída del propio jugador canario ante Thomas dentro del área.

Una pena máxima que ya resultó polémica, puesto que el árbitro tuvo que revisar el VAR y, aunque el contacto sobre el delantero del cuadro blanquivioleta fue mínimo, determinó que existía el penalti, pero Sandro hizo un pésimo disparo que acabó con el esférico en la grada.

Todo un varapalo para un equipo que salió con intensidad ante un Atlético de Madrid que se mostró muy seguro en defensa, dejando muy pocos resquicios para que los locales pudieran encontrar espacios y llegar con peligro a la meta defendida por Oblak, que apenas tuvo que actuar.

Como tampoco tuvo que hacerlo Masip, ya que el conjunto colchonero tampoco halló huecos en la zaga blanquivioleta, bien organizada y muy pendiente de evitar la entrada en juego de los laterales, y de dar opciones al tridente formado por Morata, Diego Costa y Joao Félix, prácticamente inédito en la primera mitad.

El Atlético se dedicó a especular y jugó a medio gas, a la espera de un fallo del rival que, al menos, al término de los primeros 45 minutos, no se produjo, dejando así una primera parte donde se vieron muchas tarjetas amarillas, pero pocas ocasiones de gol. 

El Atleti, mejor en la segunda parte

Tras la reanudación, el Atlético dejó clara su intención de mostrar más mordiente ofensiva y, así, el brasileño Renan Lodi lo intentó en dos ocasiones, aunque sus disparos no adquirieron ni la velocidad ni la potencia necesarias para sorprender a Masip, cuyo rostro impidió que el remate de Morata en el minuto 54, fuera al fondo de la red.

Esa iniciativa, lejos de amedrentar a los locales, les dio impulso para buscar más opciones y fue Sandro, de nuevo, el que a punto estuvo de inaugurar el marcador, con un gran disparo cruzado que se marchó, por escasos milímetros, a la izquierda de la portería rojiblanca.

Simeone buscó frescura y, en el minuto 71, ya había realizado los tres cambios, que supusieron la ruptura de un tridente -tras la salida de Joao Félix y Morata-, que no causó ningún problema a la defensa local, y también Sergio González dio entrada a Waldo y Ünal, para no perder el empuje ofensivo.

Fue Ángel Correa el que levantó a los aficionados de sus asientos, con un disparo que repelió el poste, en la ocasión más clara de los atléticos en la segunda parte, a falta de nueve minutos para el final, lo que espoleó a su equipo en busca de una victoria en los minutos postreros.

Pero de nuevo fueron los vallisoletanos los que sacaron fuerzas para volver a disfrutar de una buena opción para anotar, en este caso, con Joaquín como protagonista, que no pudo precisar un centro y su remate se fue, lentamente, a la izquierda de la meta defendida por Oblak.