Vitolo, tras marcar el único gol del partido

Vitolo, tras marcar el único gol del partido EFE

Fútbol LEGANÉS 0-1 ATLÉTICO DE MADRID

Vitolo salva al Atlético de Madrid ante el Leganés en Butarque

El conjunto rojiblanco ganó por la mínima (0-1) sumando su segunda victoria consecutiva tras vencer al Getafe en la primera jornada. 

El Atlético de Madrid visitaba Butarque tras su victoria ante el Getafe en el Wanda Metropolitano en la primera jornada de La Liga. Por su parte, el Leganés cayó en casa por la mínima ante el Osasuna. [Narración y estadísticas: Leganés 0-1 Atlético de Madrid]

El equipo de Simeone fue mejor en la primera parte siendo el dominador del partido. A pesar de ello no hubo muchas ocasiones claras y todo cambió en la segunda parte. El Leganés dio un paso adelante, hizo que sufriese el Atlético de Madrid, pero Vitolo, que había entrado por Hermoso, salvó a los suyos. 

Alertado por sus tres visitas precedentes a Butarque, todas con empate, todas sin imponer su juego, y estructurado dentro de un 5-3-2, con Mario Hermoso finalmente como central zurdo y con Saúl Ñíguez como lateral izquierdo, el Atlético demostró ambición de inicio, dispuesto a manejar el encuentro desde el principio.

Morata, el más activo junto a Trippier

Lo hizo en un tramo amplio del primer tiempo, con más rotundidad de partida, cuando Álvaro Morata rozó el 0-1 con un tiro desde fuera del área y con unos cuantos acercamientos, mientras jugaba en campo contrario, donde se siente más cómodo el bloque rojiblanco, sin apuros a la vez en su área salvo alguna acción esporádica del rival.

Le costó más después, cuando el Leganés ajustó su presión, sus movimientos y su sistema, ya sin tanto control de la pelota del Atlético, pero, sobre todo, sin tanto margen de maniobra como al inicio del duelo, sin tanto espacio para una salida más limpia hacia la transición ofensiva y sin aparecer tanto por el área contraria.

No transformó su dominio en el marcador antes del descanso, aunque Morata tuvo otra opción en un fenomenal pase aéreo, profundo, a la espalda de la defensa, de Kieran Trippier, mientras crecía ofensivamente el Leganés con el paso de los minutos, pero sin oportunidades.

Los palos presentes en la segunda parte

La segunda mitad empezó con mucho ritmo e intensidad por parte de ambos equipos. En el minuto 50 el equipo rojiblanco tuvo una doble ocasión gracias a Joao Félix. Doble ocasión para el Atlético. Primero no llegó el portugués a un centro de Morata. Y luego, con todo a su favor, envió la pelota arriba tras una volea.

A pesar de ello, el Leganés no se asustó y dio un paso adelante. Gran libre directo de Silva que se estrelló en el larguero poniendo el miedo el equipo rojiblanco. Poco después fue Rosales quien estrelló la pelota en el palo, pero de su propia portería tras un gran centro de Morata.

Paso adelante del Leganés

Se encontraba cómodo el equipo de Pellegrino que apretaba con todo y con todos, dando un paso adelante e igualando la intensidad del Atlético de Madrid, metiéndole en su campo. Empezó a robarle la pelota al Atlético de Madrid, encontrando muchos huecos por donde atacar y poner en peligro a la zaga defensiva visitante. 

El equipo local apretaba mucho y estuvo a punto de marcar tras dos errores de Giménez y Thomas que perdieron el balón dentro del área de Oblak. Sufría el Atlético de Madrid y Simeone hizo el primer cambio del partido dando entrada a Vitolo por Hermoso. 

Simeone dio con la tecla

No le pudo salir mejor el cambio el entrenador argentino. Once minutos después de entrar en el choque, Vitolo puso el primer gol del partido. El jugador canario conectó con Joao Félix tras un paso del portugués. Entró en área y batió a Soriano. El gol llegaba cuando peor lo estaba pasando el Atlético de Madrid y cuando mejor estaba el Leganés. 

A partir de aquí, al equipo de Pellegrino le costó un mundo llegar al área de Oblak y el Atlético de Madrid empezó a dormir el choque. No es un secreto que es muy difícil anotar un gol al equipo rojiblanco y más si los hombres de Simeone se ponen por delante.

Poco más tuvo el partido, salvo una ocasión de Morata donde pudo sentenciar el partido, y el Atlético sumó su segunda victoria. Y lo hizo, como no, de nuevo por la mínima. Dos partidos, dos victorias, dos goles a favor y cero en contra. El Atlético ganó como siempre, a lo Simeone.