Rodrigo celebra uno de sus goles

Rodrigo celebra uno de sus goles EFE

Fútbol VALENCIA 2-1 KRASNODAR

Un doblete de Rodrigo le da la victoria al Valencia ante el Krasnodar

El conjunto de Marcelino se fue al descanso con 2-0, pero un gol de Claesson en la segunda mitad dejó todo pendiente para la vuelta. 

Valencia y Krasnodar se veían las caras en la ida de los octavos de final de la Europa League. Mestalla había recuperado la ilusión en un equipo que jugará la final de la Copa del Rey ante el FC Barcelona. Los de Marcelino se fueron al descanso con dos goles de Rodrigo, que parece que ha recuperado definitivamente el olfato de gol que le costó encontrar a principios de temporada, pero el Krasnodar se fue arriba en la segunda mitad en busca de un gol que le metiese en la eliminatoria. Y lo consiguió gracias a un tanto de Claesson que deja todo pendiente para la vuelta. [Narración y estadísticas: Valencia 2-1 Krasnodar]

Fue un partido extraño, controlado con autoridad por el Valencia hasta el minuto 30, pero que cambió radicalmente a partir de ese momento, cuando el Krasnodar se adueñó del encuentro hasta que quedaban diez minutos en los que el conjunto local apretó a su rival.

El Valencia dominó el partido en los primeros minutos, pero tuvo que aprovechar el primer ataque posicional del equipo ruso para hacer el 1-0 a la contra en una excelente galopada de Rodrigo que marcó con un gran disparo.

No cambió la dinámica del encuentro tras el 1-0, ya que el Valencia continuó como amo del encuentro sin permitir que el rival tuviera opciones de pasar de medio campo.

Un pase de Lato a Rodrigo puso el 2-0 en el marcador y poco después, en una nueva contra, el meta Safonov realizó una gran parada en un remate de Gameiro, en una fase del encuentro en la que la superioridad local era absoluta.

Sin embargo, pasada la media hora del juego, el partido cambió radicalmente y el Krasnodar se adueñó del balón y pasó a jugar casi de forma permanente en terreno valencianista.

Un remate de Stotski que Neto envió a córner fue la ocasión más clara del equipo visitante, que manejó la pelota con soltura cerca del área local, pero sin apenas profundidad ante un Valencia que en nada se parecía al de la primera media hora.

La segunda mitad comenzó como había acabado la primera, ya que el Krasnodar presionaba, recuperaba el balón y no permitía que el equipo de Marcelino García Toral encontrara espacios a la contra. El Valencia no creaba peligro y parecía estar fuera del partido.

El 2-1, marcado por Claesson fue un fiel reflejo de lo que se veía sobre el terreno de juego, ya que el equipo ruso se mostraba superior al Valencia a todos los niveles.

Tras el gol visitante, el Valencia no reaccionó, se vio encerrado en su área y se veía mucho más cerca el empate que la posibilidad de que los locales hicieran el tercer tanto, ya que estaban completamente desorientados.

El partido entró en su último cuarto de hora sin que el Valencia hubiera dispuesto de una sola opción de gol en todo el segundo periodo, mientras que un crecido Krasnodar merodeaba constantemente la meta de Neto.

El partido se niveló en los minutos finales, pero el Valencia no encontraba la forma de acercarse con peligro a la meta de Safonov, aunque al menos impidió que el rival mantuviera el control del juego.

Así, el Valencia se volcó, pero el orden del rival impidió que se produjeran ocasiones de gol ante la meta del equipo ruso y el 2-1 fue, por juego más que por ocasiones, un buen resultado para el Valencia.