Griezmann celebra su gol en el Rayo Vallecano - Atlético de Madrid de La Liga

Griezmann celebra su gol en el Rayo Vallecano - Atlético de Madrid de La Liga J.P. Gandul EFE

Fútbol RAYO VALLECANO 0-1 ATLÉTICO DE MADRID

El Atlético gana de rebote a un Rayo que mereció más

Un solitario gol de Griezmann dio una sufrida victoria al conjunto rojiblanco, que sumaba dos derrotas consecutivas en La Liga.

El Atlético de Madrid logró volver a la senda de la victoria a costa de un Rayo que hizo méritos de sobra para, por lo menos, empatar. Diego Pablo Sinmeone llegaba a Vallecas con la mala espina de haber caído ante su eterno rival, el Real Madrid, sumando así su segunda derrota consecutiva en La Liga. Es por ello que el argentino puso toda la carne en el asador, formando de nuevo con MorataGriezmann en punta ante el equipo de Míchel, que salió con un 5-4-1, con Raúl de Tomás como única referencia arriba. [Narración y estadísticas: Rayo Vallecano 0-1 Atlético de Madrid]

Sin ocasiones

El partido comenzó prometiendo intensidad y ocasiones, pues apenas a los dos minutos Saúl Ñíguez tuvo el primer acercamiento para los suyos. El centrocampista ilicitano recibió un balón en largo y lo cabeceó dentro del área, mandándolo por encima del larguero por apenas centímetros. Fue un espejismo. A partir de ese momento, comenzó una media hora en la que las faltas, el juego trabado y el intercambio de posesiones sin crear peligro fueron la tónica predominante.

No obstante, en este partido igualado y sin apenas ocasiones, el Rayo Vallecano se creció, y logró dominar la posesión del esférico. En eso influyó un excelso Raúl de Tomás, quien fue, sin ninguna duda, el mejor jugador sobre el campo en los primeros 45 minutos. De sus botas nacieron gran parte de las mejores jugadas del primer tiempo. Una de ellas, a los 34 minutos, fue un pase entre líneas para Embarba, que desde un lateral de la frontal soltó un latigazo que Oblak desvió a saque de esquina tirando de reflejos.

El partido siguió por esos fueros, y pese a que el Atleti lo intentó mediante jugadas de estrategias, el gol no llegaba. Griezmann amagó con colgar al área un saque de falta, pero finalmente puso un pase en corto para Filipe Luis, que desbordó hasta línea de fondo y puso un centro raso que no encontró rematador. De esta forma, ambos conjunto se fueron a los vestuarios, sin goles y apenas ocasiones por haberlos encontrado.

Raúl de Tomás lucha por el balón ante Filipe Luís durante el partido entre el Rayo Vallecano y el Atlético de Madrid de La Liga

Raúl de Tomás lucha por el balón ante Filipe Luís durante el partido entre el Rayo Vallecano y el Atlético de Madrid de La Liga Rodrigo Jiménez EFE

La segunda parte inició como había terminado la primera, con muchas faltas y poco juego. Las mejores ocasiones nacieron, nuevamente, de las botas de Raúl de Tomas, el mejor de los suyos junto a Álex Moreno. La primera, en el 56, cuando intentó rematar de primeras y con el exterior un balón caído del cielo. Buena idea, pero difícil de ejecutar, y Oblak blocó el esférico sin problemas. La segunda llegó doce minutos después, de nuevo tras una pelota en largo. Ésta vez la intentó controlar, pero nuevamente el portero rojiblanco salió muy bien para desbaratar el mano a mano.

Previo a eso, ambos entrenadores hicieron un doble cambio. Destacó la vuelta de Diego Costa, que ingresó al terreno de juego sustituyendo a Vitolo y tras tres meses sin pisar un campo debido a una lesión. Precisamente su ingreso al campo coincidió, a los pocos minutos, con el gol de los suyos, en el 73. Centro de Filipe Luis que Abdoulaye despejó en dos tiempos. El balón le cayó a Griezmann, que con un remate de tijera -y rebote en Amat- perforó la red de la portería defendida por Dimitrievski.

El tanto fue un duro mazazo para el Rayo, que había merecido mucho más tanto en el primer como en el segundo tiempo. Los últimos diez minutos del encuentro fueron un intento desesperado de los vallecanos por lograr el empate, pero Simeone se mueve como pez en el agua en estos escenarios. Mientras Míchel cambio su esquema, retirando a un central para dar entrada otro extremo, el argentino cerró a su equipo retirando a Rodri y metiendo a Savic. El Atlético tiró de oficio, y a base de contragolpes que metían miedo en Vallecas y una buena defensa, logró llevarse la victoria.

Rayo Vallecano 0-1 Atlético de Madrid

Rayo Vallecano: Dimitrievski; Tito, Amat, Abdoulaye, Gálvez (Álvaro García, 76'), Álex Moreno; Embarba (Pozo, 57'), Mario Suárez, Comesaña, Óscar Trejo (Bebé, 57'); Raúl de Tomás. 

Atlético de Madrid: Oblak; Arias, Giménez, Godín, Filipe Luis; Correa (Lemar, 60'), Rodri (Savic, 75'), Saúl Ñíguez, Vitolo (Diego Costa, 60'); Morata, Griezmann. 

Goles: 0-1, 74' Griezmann.

Árbitro: Gil Manzano (Comité extremeño). Amonestó a Giménez (92')

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 24 de La Liga disputado en el Estadio de Vallecas (Madrid) ante 13.880 espectadores.