Los jugadores del Peñagrande con la pancarte de Kubuka. Imagen cedida por el CD Peñagrande

Los jugadores del Peñagrande con la pancarte de Kubuka. Imagen cedida por el CD Peñagrande

Fútbol FÚTBOL REGIONAL

El Peñagrande, el club más solidario de España: goles para construir escuelas en Zambia

El fútbol es el fenómeno social más grande del planeta, más de tres mil millones de personas son aficionadas a este deporte. Para muchos el deporte rey es el motor para dar inicio a proyecto sociales con los que poder ayudar a los demás y este es el caso del CD Peñagrande. Carlos, José Antonio y Jaime crearon el club en junio de 2016 con el objetivo de poder tener su "juguete".

Compiten en 3ª regional, la categoría más baja del fútbol madrileño, y es un club muy humilde que todavía no tiene cantera, pero no piensa en ello, no ve más allá del próximo entrenamiento. En un encuentro con EL ESPAÑOL, José Antonio, director deportivo, comentó en primer lugar que "el martes te puedes venir a entrenar si quieres", lo que deja patente la calidad humana de los que componen la entidad.

"El equipo nace porque nos apetecía crear algo nuestro", afirma Carlos, director económico. Pero lo más importante de la fundación del club es por qué lo crearon: "No lo creamos para ganar dinero, porque de esto no se gana, sino para que lo poco que saquemos sirva para ayudar a los demás".

Un partido de liga del CD Peñagrande. Imagen cedida por el CD Peñagrande

Un partido de liga del CD Peñagrande. Imagen cedida por el CD Peñagrande

El reto Eurogol

Cuando por los meses de mayo y junio estaban planificando la siguiente temporada, surgió con un antiguo compañero de colegio que trabajaba en una ONG el poder colaborar por "las sinergias que había entre ambos". Así nació el reto Eurogol por el que por cada gol que marque el Peñagrande en la temporada, conseguirán 25 euros para Kubuka y así financiar un proyecto deportivo en Zambia. La gente puede donar a través de la plataforma migranodearena.org y quieren llegar al mayor número de gente posible.

La colaboración nace por "la manera que tienen ellos de financiarse". La ONG lo hace a través de donaciones o lo que ellos llaman los retos. Uno de ellos es ir en un coche desde Madrid a Mongolia y dejar ese vehículo allí para que lo pueda disfrutar la población autóctona, y ahora se han embarcado en otro ilusionante desafío.

"Por cada gol que metamos, cada miembro de la plantilla debe conseguir un euro, no significa que ellos paguen un euro por cada gol", explicó Carlos. El objetivo es marcar 80 goles para conseguir 2000 euros que es el presupuesto que ellos tienen para un año y por ello "queremos que el año que viene puedan llevar a cabo el proyecto deportivo gracias a nosotros", cuentan a EL ESPAÑOL.

"La forma en la que estamos ayudando es la que más nos gusta, encima marcando goles que es lo mejor del mundo", afirmó el director económico. La clave del proyecto no son solo los que lo han iniciado, también los miembros de la plantilla del club que son el eje central para que se haya podido llevar a cabo.

Los jugadores del Peñagrande después de un partido. Imagen cedida por el CD Peñagrande

Los jugadores del Peñagrande después de un partido. Imagen cedida por el CD Peñagrande

"Tenemos un grupo de 25 chavales maravillosos y ya hay un par de ellos que han preguntado si se podrían ir allí a ayudar", comentó José Antonio. "Hubiera sido más fácil imponerles que por cada gol un euro hasta llegar a los 2000, pero lo propusimos y ellos se han involucrado desde el primer momento", apuntó.

La importancia del reto va más allá de conseguir el dinero o no, lo que buscan es que la gente lo conozca "porque no es lo mismo que una persona de 2000 euros que 2000 personas den un euro". El dinero es el mismo, pero el resultado es totalmente diferente porque tendría una mayor repercusión. Esto es lo que buscaron desde el inicio y están muy comprometidos con Kubuka porque como ellos comentan: "Aunque consigamos ya el reto, seguiríamos haciendo lo mismo. Nosotros ya que nos hemos metido en esta aventura, queremos hacer las cosas bien, no dar el dinero y olvidarnos".

El Peñagrande, un club diferente a los demás

"Nuestra intención es intentar hacer las cosas de manera diferente en nuestra zona, la del norte de Madrid, es muy difícil porque competimos contra clubes muy grandes como el Adarve o el Santa Ana, pero queremos trabajar de forma diferente a lo que se viene haciendo. No queremos colgarnos medallas con esto, tenemos una idea renovada y queremos hacer las cosas diferentes", aseguraron.

El secreto para que este tipo de iniciativas se puedan llevar a cabo es el rodearse de buena gente y ese es uno de los valores principales del club. "Todo lo cuidamos mucho, hasta la búsqueda de patrocinadores. No nos vale cualquiera, al final es nuestro juguete y queremos que la gente que esté con nosotros se identifique con lo que contamos y tenga la pasión que nosotros tenemos", afirmó José Antonio.

Además de ayudar con la ONG, también lo hacen en el propio barrio donde juegan y el pasado domingo participaron junto a la Asociación de vecinos en una recogida de juguetes, una operación kilo y montaron una pista de patinaje para lo que los niños se divirtiesen, lo que deja ver el compromiso que tienen.

Recogida juguetes y operación kilo en el barrio de Peñagrande. Imagen cedida por el CD Peñagrande

Recogida juguetes y operación kilo en el barrio de Peñagrande. Imagen cedida por el CD Peñagrande

Todos en el club están convencidos y creen que pueden hacer las cosas diferentes a como se vienen haciendo porque para ellos el fútbol es el instrumento más importante para poder cambiar las cosas. "Vamos a aprovecharlo, que no sea siempre ver a dos padres pegándose o a la gente insultarse porque muchas veces ves las noticias de deporte y parece una crónica de sucesos", aseguraron a EL ESPAÑOL los directivos.

El reto Eurogol continuará hasta el final de la temporada y aunque no consigan lograr el objetivo estarán contentos porque están pudiendo ayudar a quien lo necesita y como ellos mismos cuentan, son algo egoístas porque se sienten bien ayudando y no les da ningún reparo pedir dinero si es para esta causa pero sí si es para su equipo, porque el fútbol no es solo violencia, también hay valores muy positivos y el Peñagrande es prueba de ello. 

[Más información: El DJ de la gala, a la primera Balón de Oro femenina, Ada Hegerberg: "¿Sabes hacer twerking?"]