Busquets habla con el árbitro.

Busquets habla con el árbitro. REUTERS

Fútbol SELECCIÓN ESPAÑOLA

Busquets pagó su rabia con un pelotazo al árbitro y después le pidió disculpas

Tras una primera parte para olvidar, España remó ante Inglaterra en el segundo asalto pero murió en la orilla. El gol de Sergio Ramos en el descuento no sirvió para que los de Luis Enrique consiguieran remediar el desaguisado, una derrota (2-3) que sacó la frustración de algunos jugadores de la Selección a relucir. Como Sergio Busquets, que tras el pitido final del árbitro lanzó con violencia el balón con tan mala suerte que fue a parar a Szymon Marciniak.

El partido ante los ingleses acabó en bronca. El árbitro polaco pitó el final del partido justo después del tanto del jugador del Real Madrid, lo que provocó la rabia de algunos jugadores. Álvaro Morata vio la tarjeta amarilla por sus quejas y Busquets pudo ser sancionado también tras el balonazo. Marciniak se fue directo hacia el centrocampista con la tarjeta amarilla en la mano, pero Busquets se disculpó por la fortuita acción y finalmente no recibió la amonestación.

El del pasado lunes fue el primer tropiezo de España en mucho tiempo. El combinado nacional no perdía un partido oficial desde octavos de final de la Eurocopa de 2016 ante Italia. Desde entonces, 27 partidos sin conocer la derrota, una buena racha que cortó Inglaterra, la selección que más veces se ha impuesto al equipo español en toda la historia.

ESPAÑA - INGLATERRA

ESPAÑA - INGLATERRA José Manuel Vidal Agencia EFE

España todavía depende de sí misma

Tras la derrota ante Inglaterra, España sigue líder del grupo 4 de la Liga A de la UEFA Nations League. El próximo compromiso de la Selección Española será el 15 de noviembre ante Croacia en Stadion Maksimir de Zagreb, donde el equipo de Luis Enrique intentará sellar su acceso a las semifinales del torneo.

El último precedente entre ambos fue hace poco más de un mes, en la segunda jornada de la competición, en un partido en el que España pasó por encima de la subcampeona del mundo gracias a un contundente 6-0.