Hazard, en un partido del Chelsea

Hazard, en un partido del Chelsea Reuters

Fútbol PREMIER LEAGUE

Hazard: "Ahora estoy bien, pero en dos meses puede ser diferente"

Solo hace unos meses que ha comenzado la temporada, dejando atrás el mercado de fichajes, pero los rumores sobre posibles operaciones no cesan. Ese es el caso de Eden Hazard. El belga, a pesar de continuar un año más en el Chelsea, es objeto de multitu de rumores.

Y es que el propio futbolista da pie a estos comentarios. En varias ocasiones ha dejado su futuro en el aire, y, ahora, en una entrevista a la web inglesa Sportbible ha vuelto a ser poco claro al respecto, asegurando que en unos meses su situación en el cuadro londinense podría ser diferente.

Hazard asegura que "en estos momentos estoy bien, pero en dos meses puede que sea diferente". Destaca que sigue "entrenando en el campo" pero afirma que ya se verá "lo que pasa". Además, ha valorado sus actuaciones en el Chelsea. "Si marco, está bien. Si no lo hago, pero juego bien, para mí es perfecto", asegura, y añade que "solo necesito seguir ganando partidos".

Hazard celebra un gol con el Chelsea

Hazard celebra un gol con el Chelsea Reuters

Los objetivos para esta temporada

Hazard también ha hablado sobre los objetivos que se ha planteado para esta temporada. El belga asegura que espera conseguir estar en la parte alta de la table y "estar de vuelta en la Liga de Campeones el año que viene". Además, afirma que el Chelsea también va a "intentar ganar una copa o la Europa League".

Hazard siempre ha sido considerado uno de los mejores jugadores del mundo, aunque en ocasiones se le ha achacado cierta irregularidad. Por ello, el belga ha asegurado que, para que le pongan al nivel de Cristiano Ronaldo Messi, debe matener "este nivel, marcando goles en todos los partidos. Simple". El centrocampista tiene claro qué debe hacer para llegar a lo más alto, algo que no ocurre con su futuro. Mantener el gran nivel mostrado en este inicio de curso le puede hacer fichar por otro club como el Real Madrid, al que se le ha vinculado tantas veces, algo a lo que no cierra la puerta.