Henry. Foto: Instagram (@thierryhenry)

Henry. Foto: Instagram (@thierryhenry)

Fútbol LA LIGA

El delirio de Henry: "El que ama el fútbol y no al Barça, tiene un problema"

El estilo de juego del Barcelona ha tenido una gran influencia en el fútbol español. Algunos de los clubes de La Liga y de otras competiciones extranjeras lo consideran como un ejemplo a seguir, teniendo en cuenta lo que consiguieron entrenadores como Frank Rijkaard o Pepe Guardiola al mando del equipo culé.

El último en manifestar sus elogios al respecto ha sido Thierry Henry. El delantero francés, quien formó parte de la gran etapa de aquel Barça, ha pronunciado unas palabras durante una entrevista que ha levantado la polémica en las redes sociales: "Quien ame el fútbol y no ame al Barcelona, tiene un problema".

Además, ha sido tajante desde el principio, dejando claro que "no importa el lugar de procedencia de cada uno". Por tanto, considera que toda persona que le guste disfrutar del deporte rey, tiene que ser obligatoriamente sinónimo de ser seguidor aférrimo del club azulgrana.

Messi en un partido del Fútbol Club Barcelona

Messi en un partido del Fútbol Club Barcelona Toni Albir Agencia EFE

De esta manera, Henry se olvidaba del Real Madrid, equipo que ha conseguido marcar una época única en la historia de la Champions. Y es que los merengues, además de contar con 13 en su palmarés, han ganado cuatro en los últimos cinco años, y tres de ellas de manera consecutiva, donde el estilo de juego también tuvo mucho que ver.

La medular compuesta por Casemiro, Kroos y Modric en el conjunto de Concha Espina ha sido clave para estos éxitos. Todos ellos han sido determinantes, tanto como cierre defensivo en el caso del brasileño como de volantes en el caso del alemán y del croata. Esta hazaña se considera prácticamente irrepetible, ya que ningún otro club lo ha conseguido.

Por su parte, Henry se aferra a los siete títulos ligueros en los últimos 10 años cosechados por los culés, pero en la máxima competición europea, no han logrado superar la fase de cuartos de final en las últimas temporadas. En Liga han demostrado ser contundentes, pero a la hora de la verdad, el estilo de juego del que presume Thierry se ve apagado ante rivales a priori inferiores para ellos.