Maurizio Sarri, entrenador del Chelsea, en el partido ante el Bournemouth

Maurizio Sarri, entrenador del Chelsea, en el partido ante el Bournemouth ANDY RAIN Agencia EFE

Fútbol FÚTBOL INTERNACIONAL

Sarri confiesa que se enteró de su despido del Nápoles por televisión

Maurizio Sarri, actual entrenador del Chelsea, ha concedido una entrevista en exclusiva al diario Il Mattino, publicada este viernes 7 de septiembre. En ella, el técnico italiano repasa su nueva vida en Inglaterra, así como la manera en la que se fraguó su salida del Nápoles.

Y es que Sarri no termina de comprender porqué fue despedido del conjunto azzurro: "Todavía no lo sé. Necesitamos preguntarle al club. Pero ahora tengo al Chelsea, y estoy feliz. Había razones por las que quería quedarme en Nápoles y había algunas razones por las cuales tenía dudas. El contrato que tenía con el presidente incluía una cláusula de rescisión con fecha límite del 31 de mayo y, en lugar de eso, el 21 de mayo firmaron con Ancelotti".

Se enteró de su despido por televisión

Por si fuera poco, el entrenador de 59 ha desvelado cómo se entero de su despido: "Estaba cenando con Pompilio, el colaborador de Giuntoli, con quien discutía sobre si quedarme o no. Encendimos el televisor y vimos la entrada al Filmauro de Ancelotti. ¿Qué pensé? Me lo guardo para mí".

Un polémico adiós para el que fuera entrenador del club italiano durante tres temporadas, en las que, si bien no ganó ningún título, le dio al equipo un estilo de juego competitivo y la capacidad de pelear cara a cara con la Roma por ser el segundo mejor club de la Serie A, tan solo por detrás de la todopoderosa Juventus.

Defensa a Higuaín

El adiós de Sarri no ha sido la única marcha polémica que se ha vivido en San Paolo. Desde que en 2016 Gonzalo Higuaín se marchara a la Vecchia Signora, la afición napolitana generó un profundo odio hacia el delantero argentino. Sin embargo, Sarri ha defendido al actual jugador del Milan, afirmando que "no es un traidor, no traicionó a nadie".

"El problema de Higuaín fue puramente con el presidente", declaró el técnico, haciendo referencia a Aurelio De Laurentiis, el polémico dirigente del club al que Sarri, sin embargo, no le guarda ningún rencor. Es más, confiesa estar "agradecido, porque me dio la oportunidad de ser entrenador de Nápoles. Estoy muy encariñado con su hijo -el vicepresidente Edoardo De Laurentiis-".