Andrés Iniesta, en su debut en la liga de fútbol japonesa

Andrés Iniesta, en su debut en la liga de fútbol japonesa EFE

Fútbol Barcelona

Andrés Iniesta se pone la bandera de España en las botas tras salir del Barça

El manchego no había portado la bandera de España en sus botas durante su etapa en el Barcelona, aunque sí lo hizo con la Selección en el último Mundial

Noticias relacionadas

Durante años, Andrés Iniesta ha sido uno de los iconos del fútbol español. El futbolista que 'representaba' a toda una nación desde aquel momento en que perforó las mallas del Soccer City. Un gol que levantaba a todo un país unido bajo una misma bandera. 

Sin embargo, esa bandera nunca la ha llevado el manchego durante su estancia en el Barcelona. Es decir, durante la mayoría de su trayectoria futbolística, el de Fuentealbilla no se ha enfundado la rojigualda, ni siquiera en las botas de fútbol para jugar. Pero eso ha cambiado desde que Andrés Iniesta ya no porta los colores azul y grana. 

Andrés Iniesta incluye la bandera de España en sus nuevas botas

Andrés Iniesta incluye la bandera de España en sus nuevas botas

En su primer partido con el Vissel Kobe nipón, la nueva estrella de la liga de Japón se pudo apreciar en las botas del futbolista español la bandera rojigualda. El manchego, que siempre ha rehuido esta clase de debates, se ha enfundado el estandarte español en la zona del talón de la bota.

Un hecho que ha llamado la atención, pues jamás se le ha visto en el Barcelona ataviarse con ningún símbolo que le identificara con España. Eso sí, las botas eran las mismas con las que el manchego ha disputado el Mundial de Rusia con el combinado nacional. 

Andrés Iniesta incluye la bandera de España en sus nuevas botas

Andrés Iniesta incluye la bandera de España en sus nuevas botas EFE

El 'caso Villa'

Al contrario que su excompañero Iniesta, David Villa sí que quería lucir la bandera española en sus botas durante sus años en el Barcelona. Sin embargo, llegó un momento en el que la enseña patria desapareció del calzado del asturiano. Un hecho que llamó la atención en su momento y levantó todo tipo de suspicacias. 

De hecho, se dijo que el Barcelona le habría prohibido al ariete asturiano que decorara sus 'herramientas de trabajo' con el estandarte español. Algo que el propio Villa no dudó en desobedecer a los pocos días, pues volvería a jugar un partido con la bandera rojigualda en su talón pese a que le volverían a cortar las alas. Eso sí, cuando se marchó al Atlético de Madrid, recuperó la tradición de la bandera.