Seedorf, durante el Valencia - Deportivo de la última jornada de Liga.

Seedorf, durante el Valencia - Deportivo de la última jornada de Liga. Kai Försterling Efe

Fútbol

Seedorf no seguirá con el Deportivo de La Coruña en Segunda División

El conjunto gallego quiere un técnico con experiencia en Segunda División, por lo que ha alcanzado un acuerdo con el holandés para no renovar su contrato.

El descenso a Segunda División ha sido un palo en La Coruña. Duro, muy duro, pero del que hay que levantarse cuanto antes. De hecho, la directiva que encabeza Tino Fernández se ha puesto manos a la obra desde el primer momento y ha tomado la decisión, de mutuo acuerdo eso sí, de prescindir de los servicios de Clarence Seedorf. Poco tiene que ver Segunda con Primera y en La Coruña lo saben.

"Para afrontar el nuevo reto del Deportivo se va a buscar un perfil de entrenador que aporte experiencia y conocimiento de la Segunda División española", dice el presidente en un comunicado que ha publicado el conjunto gallego en su página web. Unas palabras cargadas de razón, pese a las alabanzas hacia el holandés: "Ha sido un verdadero placer trabajar con un profesional de este nivel". Un agradecimiento mutuo, pues el técnico también se deshizo en elogios hacia el club: "Ha sido un honor defender los colores de un club histórico como el Deportivo".

Clarence Seedorf aterrizó en La Coruña en el mes de febrero, con la obligación de hacer reaccionar a un equipo que bajo las órdenes de César Parralo no sólo había encallado en la zona de descenso de la clasificación, sino que se encontraba en una cuesta abajo difícil de frenar a menos que fuese con un golpe de efecto como el del cambio de entrenador. Algo que, por desgracia para el Depor, no sucedió con la figura del holandés.

De los 16 partidos que disputó el Depor a las órdenes de Seedorf, apenas consiguió dos victorias. Unos guarismos que le dejaron a 17 puntos de la salvación, cuando el equipo se encontraba a sólo tres del decimoséptimo clasificado cuando se hizo cargo del equipo. Unos números, sumados a su inexperiencia en Segunda, que hacían algo más que complicada su continuidad en el banquillo blanquiazul, aunque él mismo se ofreció tras el encuentro ante el Valencia en Mestalla para continuar como técnico del equipo.

Con esta decisión, Carmelo del Pozo, director deportivo de la entidad, tiene por delante mucho trabajo, pues el Depor necesita un regeneración importante de su plantilla empezando por el mismo puesto de entrenador. A pesar de que todos los jugadores se han marchado de vacaciones con un plan específico de trabajo, no será hasta la contratación del nuevo técnico cuando comenzará a diseñarse la plantilla con la que se intentará volver a Primera División la próxima temporada.