Iniesta y Ramos durante un entrenamiento de la selección.

Iniesta y Ramos durante un entrenamiento de la selección. Efe

Fútbol

Ramos sobre Iniesta: "Si se llamase Andresinho tendría dos Balones de Oro"

El capitán del Real Madrid se deshizo en elogios con el manchego, que probablemente anunciará este viernes su salida del FC Barcelona con rumbo a un equipo chino.

Andrés Iniesta es de los pocos futbolistas que pone en pie a los aficionados de todos los campos del mundo. En la figura del manchego se unen la excelencia futbolística y el hecho de ser uno de los jugadores más queridos por el público, ya sea por su gol con el Barça en Stamford Bridge, por su gol con la selección española en la final del Mundial de 2010 o simplemente por ser quien es. Por eso se ha disculpado la revista France Football con él y por eso Sergio Ramos ha dicho lo que piensa de su compañero en el equipo nacional.

Tras la victoria del Real Madrid en el Allianz Arena de Múnich, la zona mixta era todo sonrisas y buenas sensaciones. También en el capitán del Real Madrid, que dedicó sus mayores elogios a la pareja formada por Lucas Vázquez y Marco Asensio. Pero el de Camas no se quedó ahí. Preguntado sobre su opinión por Iniesta no dudó lo más mínimo y dio con el quid de la cuestión.

"Si Andrés se llamase Andresinho tendría dos Balones de Oro", sentenció el sevillano. Una afirmación que llega sustentada en las disculpas de France Football, la revista que otorga el premio anual al mejor jugador del año, al propio Iniesta por no haber podido premiarle a lo largo de su carrera. Y una vez más Ramos acertó con la causa: "Somos culpables todos, valoramos poco lo de casa y demasiado lo de fuera".

El capitán blanco se alineó con la opinión mayoritaria sobre el de Fuentealbilla que muy probablemente anunciará este viernes su marcha del FC Barcelona con rumbo a un equipo chino. Sin embargo, a Iniesta le han salido varias novias, pues hasta se rumorea que Pep Guardiola le habría tentado para fichar por el Manchester City y agotar en el conjunto citizen sus últimas gotas de talento.