Enrique Castro 'Quini' en una imagen de archivo.

Enrique Castro 'Quini' en una imagen de archivo. EFE

Fútbol ADIÓS A 'EL BRUJO'

Muere Enrique Castro 'Quini', exjugador de Sporting de Gijón y Barcelona

Histórico futbolista, que jugó de 1968 a 1984, ha fallecido este martes tras sufrir un infarto en Gijón. Cinco veces 'Pichichi' y 35 veces internacional, fue uno de los mejores delanteros de la historia de España. 

Enrique Castro 'Quini', exfutbolista de Sporting de Gijón y Barcelona y leyenda del conjunto asturiano, del que era director de relaciones institucionalesha muerto a los 68 años de edad tras sufrir un infarto cuando conducía muy cerca de su casa, en el barrio de la Calzada de Gijón.

'Quini', uno de los grandes jugadores de la historia del fútbol español, sufrió una crisis coronaria, motivo por el que fue atendido primero por la Policía y después por una dotación de una ambulancia. Desde allí fue trasladado a la UCI del hospital asturiano de Cabueñes, a la que llegó ya sin vida.

'Quini', que también fue delegado del Sporting y que en 2008 superó un cáncer de garganta, jugó en el cuadro asturiano en dos etapas, de 1968 a 1980 y de 1984 a 1987, y en el Barcelona de 1980 a 1984. En su etapa como futbolista, ganó dos Copas del Rey, una Supercopa de España y una Recopa de Europa, todos estos títulos con el Barcelona.

En 1981, tras recalar en Barcelona después de un fichaje de 82 millones de pesetas, 'Quini' fue secuestrado por tres individuos que le amenazaron con una pistola a la finalización de un partido ante el Hércules. El asturiano estuvo secuestrado 25 días, del 1 al 25 de marzo, en un acto que conmocionó a la sociedad española y unió al fútbol de nuestro país.

Retenido en una casa de Zaragoza, durante muchos días su desaparición fue un misterio; pues los secuestradores tardaron mucho tiempo en dar señales. Una vez liberado, Enrique Castro 'Quini' siempre insistió en que había perdonado a los culpables, tres personas que no eran delincuentes comunes sino personas en paro y que, ante la situación desesperada en la que se encontraban, decidieron secuestrar al jugador del Barcelona al creer que así saldrían de la pobreza.

Delantero de posición, 'Quini' fue otro de los grandes jugadores que han pasado por la historia de la selección española, con la que jugó 35 veces y fue a dos Mundiales (Argentina 1978 y España 1982) y a una Eurocopa, la de Italia 1980. Además, a título individual, fue pichichi (máximo goleador) hasta en cinco ocasiones más otras dos en Segunda División.

Enrique Castro 'Quini', el 'brujo' del gol

Quini recibió la Medalla de Oro al Mérito Deportivo, fue nombrado Hijo adoptivo de Gijón, le dedicaron una calle con su nombre, fue nombrado presidente del Patronato Deportivo Municipal de Gijón y poseía la Insignia de Oro y Brillantes del Sporting.

Una vida en el fútbol

Enrique Castro González nació en Oviedo el 23 de septiembre de 1949 en el seno de una familia de deportistas muy ligada al fútbol. Su hermano Jesús y su padre también fueron futbolistas. Al cumplir los 14 años 'Quini' trabajó como pinche en una industria metalúrgica. Un año después fichó por el Don Bosco.

Trabajaba y estudiaba en la Escuela de Formación Profesional para soldador, y en 1964 pasó a la empresa Ensidesa para ingresar tres años más tarde en el Sporting, en el que permaneció 13 años, hasta el 1 de julio de 1980, para fichar por el Barcelona.

El jugador permaneció en el Barcelona hasta 1984, año en el que regresó al Sporting. En el equipo asturiano se retiró de los terrenos de juego. Fue un 21 de agosto de 1987 durante el partido-homenaje que le tributaron el Sporting y el Real Madrid en el campo del Molinón.

Quini, tras ser liberado después de su secuestro, abraza a Nuñez, presidente entonces del Barcelona.

Quini, tras ser liberado después de su secuestro, abraza a Nuñez, presidente entonces del Barcelona.

Aunque abandonó la competición, continuó vinculado al mundo del fútbol como secretario técnico del Sporting, cargo que ocupó hasta junio de 1990, año en el que se hizo cargo del puesto de coordinador de la Escuela de Fútbol del Sporting, club en el que continuó hasta el final de su vida.

Además era empresario. Poseía un garaje a medias con sus hermanos, era delegado en Asturias, León y parte de Galicia de la firma coreana SsangYong, en sociedad con dos amigos. También lanzó al mercado, en colaboración con el exatleta Mariano Haro, una línea de prendas deportivas llamada "Quini-Sport".

Durante veinte años, hasta el 20 de agosto de 2015, Quini fue el delegado del Sporting. Era el director de relaciones institucionales del club asturiano, estaba casado con María de las Nieves Cañada y tenía cuatro hijos.