El pelotón en una etapa del Tour de 2017.

El pelotón en una etapa del Tour de 2017. EFE

Ciclismo TOUR DE FRANCIA

Los otros favoritos del Tour de Francia: si no es Froome, ¿quién?

La 'Grande Boucle' se antoja más difícil que nunca para el ciclista británico. Porte, Quintana y Landa se han preparado a conciencia para batirle.

Este año será uno de los más complicados para hacerse con el maillot amarillo que identifica al líder del Tour de Francia. Aunque Chris Froome parte como favorito, ya tiene 33 años, sus piernas están desgastadas por el Giro de Italia y tiene al público francés en contra. Su motivación es el quinto maillot amarillo, algo que sólo han conseguido Anquetil, Merckx, Hinault e Indurain, pero no lo tendrá fácil.

Teaser del Tour de Francia 2018

El resto de candidatos al título se han preparado a conciencia para batirle en la Grande Boucle. Sólo Tom Dumoulin se ha enfrentado a él en el Giro de Italia. El resto ha preferido planificar toda su temporada para llegar en plena forma a París. Llegan más frescos que nunca y han dado razones para creer en ellos en las pasadas ediciones. Estos son los otros favoritos del Tour de Francia.

Richie Porte

Richie Porte durante una de las ascensiones en el Dauphiné Libéré.

Richie Porte durante una de las ascensiones en el Dauphiné Libéré. GTRES

Richie Porte (BMC) es el favorito de las casas de apuestas en el caso de que Froome flojee. Nunca ha subido al podio de París. El año pasado tuvo que abandonar en la novena etapa por una estremecedora caída cuando marchaba quinto en la general provisional. En 2016, en su primer año como líder de BMC, quedó también quinto, su mejor puesto.

El ciclista australiano de 33 años puede tener ante sí su última gran oportunidad. Para ello contará con un gregario de lujo como Tejay Van Garderen, dos veces quinto en la Grande Boucle. Además, Porte es, junto a Froome, uno de los ciclistas más todoterreno del pelotón y conoce al británico a la perfección, puesto que hasta hace dos años formaba parte de SKY. En la última Vuelta a Suiza consiguió el maillot amarillo en la primera etapa y ya no lo soltó.

Nairo Quintana

Nairo Quintana y Mikel Landa, detrás de él, en el último Tour de Francia.

Nairo Quintana y Mikel Landa, detrás de él, en el último Tour de Francia. EFE

Nairo Quintana (28) es uno de los eternos candidatos al Tour desde que se colgara la plata en su debut en 2013. Desde ese año ha sido el candidato de Movistar. En 2015 repitió el segundo puesto, pero en la última edición, tras intentar el doblete Giro-Tour, cosechó su peor marca, quedando duodécimo a más de 15 minutos de Froome.

Quiere ganar el Tour. Necesita ganarlo. Es la única de las tres ‘grandes’ que le falta (ganó la Vuelta en 2014 y el Giro en 2016). Y para llegar con la fuerza que le faltó el año pasado, ha decidido prepararse de forma mucho más tranquila. Sólo ha competido 29 días en lo que va de año, pero llega fresco. En la Vuelta a Suiza quedó tercero y ganó una etapa.

Este año cuenta con uno de los mejores equipos. Sin embargo, ese puede ser su mayor inconveniente. Tener de compañeros de escuadra a Mikel Landa y Alejandro Valverde hace que el colombiano no pueda despistarse a la hora de hacerse con el liderazgo de Movistar. A los tres les vienen muy bien las dos últimas semanas de la carrera, cargadas de montaña. Será la primera semana, sobre todo la novena etapa, la del pavés, la que decida quién tiene el derecho a luchar por el maillot amarillo.

Mikel Landa

Mikel Landa, durante el pasado Tour de Francia.

Mikel Landa, durante el pasado Tour de Francia. Reuters

Junto a Richie Porte, Mikel Landa es uno de los favoritos que mejor conoce a Froome. Ha sido su gregario los últimos años, es uno de los mejores escaladores de la carrera y en la última edición se quedó a sólo un segundo del podio. Esas credenciales le valieron hace unos meses para fichar por Movistar, con el que sueña con ser, por fin, el líder.

Es, sin ninguna duda, el español que más oportunidades tendrá para luchar por el liderato. A sus 28 años, llega en pleno esplendor, pero necesita dar un golpe sobre la mesa para no quedar para siempre como una eterna promesa. Su punto débil es la contrarreloj. Fue precisamente la pelea contra el crono lo que le dejó fuera del top-10 en la Vuelta a Suiza. No obstante, este año el Tour sólo tiene una y está situada el penúltimo día, donde ya cuentan más las últimas fuerzas que la especialidad.

Vincenzo Nibali

Nibali en la última Vuelta a España.

Nibali en la última Vuelta a España.

Vincenzo Nibali (33 años) es, junto a Froome, el único candidato que ha ganado las tres grandes vueltas. Su único Tour, el de 2014, fue el de la caída de Froome y el de un atrevido ataque en la etapa del pavés. Con la vuelta del adoquinado en la novena etapa de esta edición, el italiano podrá rascar unos segundos que le sirvan de colchón en las etapas de montaña.

El año pasado no participó en la Grande Bouclepero fue podio en el Giro (tercero) y la Vuelta (segundo). Este año inició la temporada con una victoria en la Milán-San Remo, pero su favoritismo ha caído tras una mala Dauphiné, una carrera de una semana en los Alpes en la que quedó 24º, a más de 20 minutos de Geraint Thomas, el número dos de Froome en el Tour. Para remediar esas distancias, contará en Bahrein-Merida con el apoyo de los hermanos Izagirre.

Tom Dumoulin

Dumoulin en uno de los podios de esta edición del Giro de Italia.

Dumoulin en uno de los podios de esta edición del Giro de Italia. EFE

Tom Dumoulin (27) puede ser el favorito que tenga menos apoyo de su equipo en la lucha por la general. Sunweb no cuenta con corredores de primera línea, pero Dumoulin es uno de los ciclistas a tener en cuenta. El año pasado ganó el Giro y esta temporada vistió la maglia rosa hasta que Froome asombró a todos con su ataque a 80 kilómetros de meta en la 19ª etapa.

La mayor incógnita es si estará recuperado del desgaste que supone correr Giro y Tour en el mismo año. De los favoritos, sólo él y Froome lo han intentado este año, motivados por la semana extra de descanso por la coincidencia con el Mundial de fútbol. En Francia ha corrido cuatro veces y en dos ha tenido que abandonar.

Romain Bardet

Bardet celebra su victoria de etapa en el Tour de Francia 2017.

Bardet celebra su victoria de etapa en el Tour de Francia 2017. REUTERS

Romain Bardet (27) es la gran esperanza francesa para acabar con una sequía que ya dura 33 años. Lo único que le queda por demostrar es que puede vestirse de amarillo. Ha sido podio en 2016 (segundo) y en 2017 (tercero) y, además, no ha faltado a su victoria de etapa en ninguna de las tres últimas ediciones. 

“El objetivo será no perder tiempo, o incluso rascar algunos segunditos, en la primera mitad del Tour; y después ganar la carrera en la montaña. Debemos ser humildes porque ante nosotros habrá rivales fuertes y un recorrido complejo. Sin embargo, tengo confianza porque estoy mejor rodeado que nunca”, confesó en la rueda de prensa de presentación de su equipo, el AG2R

Y es verdad: llega mejor que nunca. Ha planteado una preparación parecida a la de Quintana y sólo ha corrido 29 días para llegar más fresco. En la campaña de clásicas, terminó segundo en la Strade Bianche y tercero en La Doyenne. También se llevó el bronce en la Dauphiné. Esta es su oportunidad.

Geraint Thomas

Geraint Thomas en la presentación de los equipos del Tour de Francia.

Geraint Thomas en la presentación de los equipos del Tour de Francia. Reuters

Aunque parte como teórico gregario de lujo de Froome, Geraint Thomas (32) se ha preparado el Tour para ganarlo. Era el plan B de SKY si la Unión Ciclista Internacional (UCI) prohibía correr al británico.

Él quiere y puede liderar al equipo. Lo demostró hace apenas un mes, cuando se subió a lo más alto del podio en la Dauphiné. De momento, le toca rendirse a un equipo que no permite las bicefalias, pero una buena etapa o un bache de Froome le colocarán en primera línea de batalla.

Rigoberto Urán

Rigoberto Urán durante la pasada edición del Tour de Francia.

Rigoberto Urán durante la pasada edición del Tour de Francia. Reuters

En esta lista no podía faltar la medalla de plata del año pasado: Rigoberto Urán (31). Sólo 54 segundos le impidieron destronar a Froome. El colombiano de EF no destaca por los grandes ataques ni ha ganado aún una grande, pero es un corredor inteligente. Sabe aguantar, apretar, jugar sus bazas. Y una de ellas es esperar una batalla fratricida en Movistar o entre los otros favoritos para abrirse un hueco en la general.

Alejandro Valverde

Alejandro Valverde ha logrado en los Pirineos su décima victoria del año.

Alejandro Valverde ha logrado en los Pirineos su décima victoria del año. Ruta de Occitania

Como los buenos vinos, Alejandro Valverde (38) mejora con los años. A pesar de ser el cuarto ciclista más veterano de la carrera, nadie puede dejarle fuera de una lista de favoritos. Su palmarés: una Vuelta a España hace nueve años, seis top-10 en el Tour, cuatro victorias de etapa en la ronda gala, 11 clásicas y más de 10 victorias este año.

En esta Grande Boucle correrá sin presión, “para disfrutar”. La responsabilidad de Movistar la tienen Quintana y Landa. Tras su abandono en la primera etapa el año pasado y una lesión que casi le cuesta la retirada, Valverde participará en su undécima edición del Tour.