Nairo Quintana y Mikel Landa, detrás de él, en el último Tour de Francia.

Nairo Quintana y Mikel Landa, detrás de él, en el último Tour de Francia. EFE

Ciclismo

Mikel Landa cree que su llegada a Movistar no es del agrado de Nairo Quintana

El cruce de declaraciones entre ambos ciclistas parece augurar una auténtica pelea de gallos en el equipo telefónico durante 2018.

Noticias relacionadas

Vaya donde vaya, Mikel Landa es considerado una amenaza por cualquier compañero de equipo a quien pueda hacer sombra. Ya le ocurrió en el Astana con Vincenzo Nibali y Fabio Aru. También en el Sky con Chris Froome. Y, ahora, en el Movistar, donde será Nairo Quintana quien intentará que el ciclista vasco no se le suba a las barbas.

O, al menos, eso se deduce a partir de las declaraciones del colombiano hace unos días en una entrevista con El País. En ella, Quintana quiso dejar muy clara su posición en el equipo telefónico al ser cuestionado por la llegada de Landa: "Como líder del equipo que soy, Landa es bien recibido [...] Soy el líder del equipo y soy el líder para el Tour. Si viene Alejandro a ayudarme sería una bendición, y si viene Landa, también".

No fueron las únicas frases para leer entre líneas que dejó Nairo: "Es un chico (Landa) que va a aportar mucho al equipo. En el momento en que tengamos que romper la carrera, tendremos un hombre que pueda dejar seleccionado el pelotón para el tú a tú en el momento en que se presente la oportunidad. Sería bueno y a mí me gustaría. Tenemos maneras de jugar y maneras de poder enfrentar a un equipo. Si ya nos vinieran dos o tres como Landa no estaríamos ni tan mal, ¿no?".

Landa no ha tardado en responder a su nuevo compañero de equipo. Lo ha hecho en otra entrevista, en este caso a Mundo Deportivo, publicada este domingo. Comentó lo siguiente al ser preguntado por lo que dijo Quintana: "Evidentemente, me gustaría tener otra bienvenida, pero voy a su casa, como quien dice, y, por lo que veo, no es de su agrado".

Aun así, el corredor de Murguía considera que Eusebio Unzué sabrá poner orden en una escuadra en la que, no lo olvidemos, también está Alejandro Valverde: "Sabrá gestionar bien nuestros egos y sacar el máximo de cada uno [...] Creo que es una ventaja poder compartir responsabilidades. Me quita un poquito de presión. Tenerle al lado creo que puede ser muy positivo y entre los dos podemos hacer mucho más daño que individualmente". Lo que no quita para que la duda sobre si la relación entre Landa y Quintana será buena quede en el aire.