El expresidente de los Mavs, principal acusado de escándalo sexual en la franquicia.

El expresidente de los Mavs, principal acusado de escándalo sexual en la franquicia.

NBA

Los Dallas Mavericks permitieron el acoso sexual a sus trabajadoras durante años

El expresidente de la franquicia de la NBA trataba de forma abusiva a las empleadas. Al igual que el responsable de la web de los Mavs, según ha revelado una investigación de Sports Illustrated.

Sugerir a una empleada que iba a ser violada, situaciones muy incómodas en el ascensor, proposiciones sexuales, provocar bajas en la empresa debido a su actitud... Estas son algunas de las acusaciones vertidas hacia el expresidente de los Dallas Mavericks, Terdema Ussery, en una investigación de Sports Illustrated que destapa unas malas conductas sexuales desarrolladas durante años en la franquicia.

"Era una auténtica casa de animales. Y digo era porque ya no estoy allí. Estoy segura de que sigue pasando lo mismo", declara una mujer que estuvo cinco años en los Mavs a la revista estadounidense. Es sólo uno de los múltiples testimonios de la "cultura de la misoginia y del comportamiento sexual vejatorio" que existía en el equipo de la NBA. Incluso llegó a haber consumo de pornografía en los despachos de la entidad.

Parece que el vestuario se salva de la quema. "Trabajaba con los jugadores todo el tiempo. Tenía un montón de trato con ellos y nunca tuve ningún problema. Ellos sabían tratar a la gente. Luego te ibas a la oficina y te encontrabas con ese zoo, ese show de mierda. Me relajaba con los jugadores; la ansiedad subía cuando me iba a mi mesa", se expone también en el artículo. "No te sientes segura yendo a trabajar y no tardas en buscarte otro empleo. ¿Y luego nos preguntamos por qué no hay mujeres que trabajen en el sector deportivo? ¿En serio?", es otro entrecomillado aún más rotundo.

Ussery, quien fuera CEO de los Mavericks, era el principal instigador del acoso. De hecho, en verano de 1998 el club abrió una investigación interna que giró en torno a su presidente por las quejas de varias empleadas al respecto del comportamiento inapropiado que se daba en el trabajo. Acabó manteniéndose en el cargo e incluso contratando como nuevo jefe de Recursos Humanos a Buddy Pittman. También parte fundamental del problema, ya que cubría las actitudes abusivas de Ussery continuamente.

"Estoy muy decepcionado con las fuentes anónimas que han realizado esas acusaciones falsas contra mí. Durante mi etapa en los Mavericks, mi conducta fue íntegra y empática con mis compañeros", ha afirmado Ussery tras conocer las acusaciones hacia su persona. Tras abandonar los Mavs en verano de 2015, llegó a Under Armour. De donde salió tras menos de dos meses allí. En teoría, por una reestructuración empresarial. En la práctica, por las mismas conductas reprobables con las mujeres que había tenido en el pasado. Hablamos de un hombre que llegó a estar en las quinielas para ser comisionado de la NBA.

Earl K. Sneed, otro de los implicados en la polémica.

Earl K. Sneed, otro de los implicados en la polémica. NBA

Otro protagonista del ambiente de trabajo viciado en la franquicia fue el ya exresponsable de su webEarl K. Sneed. Sobre todo, por sus repetidos casos de violencia doméstica. Incluso con una empleada de los Mavericks con la que mantuvo una relación. Todas sus polémicas, como las del presidente, fueron pasadas por alto. Hasta que fue despedido este martes por la tarde. También cayó el responsable de Recursos Humanos, Buddy Pittman.

Mark Cuban, el célebre propietario del equipo, afirma no haber estado al tanto de la polémica durante todos estos años. "Todo esto es nuevo para mí", ha declarado. Sin embargo, una de las fuentes anónimas consultadas por SI considera que Cuban hizo la vista gorda. A las proposiciones de matrimonio, a las amenazas de despido si no se tenían citas con ciertos empleados, a los tocamientos... A todo, en definitiva. Aun así, los Mavericks han abierto una investigación interna debido al escándalo y han condenado los hechos. Al igual que la NBA, que también tomará cartas en el asunto.