Pablo Laso protagonizó uno de sus momentos más mágicos en el Madrid el viernes.

Pablo Laso protagonizó uno de sus momentos más mágicos en el Madrid el viernes. Juanjo Martín EFE

Euroleague

Pablo Laso y su increíble charla tras alcanzar la Final Four: "¿Qué más nos podía pasar? Ya sólo pueden pasar cosas buenas"

El entrenador del Real Madrid brindó un discurso cargado de motivación a sus hombres tras un curso en el que "todo lo malo ya nos ha ido pasando".

Pablo Laso, al igual que el Real Madrid de baloncesto en pleno, estaba exultante el pasado viernes. Su equipo acababa de lograr la clasificación para la Final Four de la Euroliga y el técnico tenía preparadas unas palabras motivadoras para los jugadores después del partido. Desveladas este lunes por Real Madrid TV, es muy posible que queden en la memoria como uno de los instantes más mágicos protagonizados por Laso al frente de los blancos.

"Qué año hemos tenido, ¿no? No cabemos en el vestuario de la gente que tenemos. Entre lesionados… ¿Qué más nos podía pasar? Había un día que estos se cachondeaban porque ya se me cayó la cabeza así, ¡bop! ¿Qué más nos puede pasar? Sólo pueden pasar cosas buenas. Todo lo malo ya nos ha ido pasando. Y hemos seguido trabajando. Y vamos a jugar una Final Four. Los cuatro mejores equipos de Europa. Y os habéis ganado estar ahí. Todos los que estáis aquí", comenzó Laso.

Después, decidió darle sentido individual a la charla y fue dedicándoles buenas palabras a cada uno de sus hombres. "Desde este (Llull), que hace trabajo para recuperarse y llega. Desde este (Yusta), que ha sido titular no sé cuántos partidos. Desde este (Thompkins), con un problema familiar o no sé qué. Desde este (Taylor) cada día. La llegada de Edy (Tavares), los partidos de Chasson (Randle), Facu (Campazzo) que ahora se nos ha caído, Gus (Ayón)… Dino (Radoncic), titular el día de Milán. Sin el día de Milán, igual no estábamos aquí. Rudy (Fernández), Fabien (Causeur), Felipe (Reyes), Luka (Doncic), Jaycee (Carroll), Gus… Me han dicho que te habías lesionado (a Randolph)…".

Tras este último comentario, y entre risas, el preparador vitoriano reiteró que "siempre puede pasar (algún problema)". Para terminar, llegó la parte más emotiva del speech. "Hay una cosa que no me gustaría que perdiéramos: la sonrisa, chicos. Cuando pasa de todo, siempre puede pasar algo más, ¿no? Bueno, pues ha pasado algo más: vamos a jugar con los mejores equipos de Europa y queremos ser campeones. ¿De acuerdo? Enhorabuena. Os merecéis esto. Vosotros y todos los que trabajamos cada día aquí. Esa gente de fuera que está con vosotros", terminó. No sin antes pedir a quienes le acompañaban en el vestuario que le dejasen pensar un poco antes de los siguientes partidos. Eso sí, disfrutando de lo conseguido.